Zabalgana se concentra hoy nuevamente para reclamar seguridad víal. Hablamos con Elena Guerrero

Uncategorized

Elena Guerrero es la Presidenta del AMPA del Instituto Zalbalgana, centro al que asistía la niña que falleció en el atropello.

Elena nos cuenta que a raíz del atropello, se organizaron las AMPAS de los centros escolares del barrio y asociaciones de vecinos, se agruparon en una plataforma «No autopistas en el barrio».

Zabalgana que es uno de los barrios más grandes y habitados de Vitoria, «y este ha sido un accidente que ha marcado mucho al barrio,» nos comenta Elena.

«Chavales de la edad de Irene, hay pocos y todas las familias nos conocemos. Nos ha marcado mucho, porque la niña cruzaba bien, se dirigía la instituto, y todo esto nos ha tocado muy de cerca»

Elena habla desde el dolor por la pérdida de una niña que podría haber sido el hijo de cualquier vecino.

La gente está movilizándose y yendo a las concentraciones, haga el tiempo que haga.

Tribuna Libre: ¿Estáis teniendo respuestas a nivel institucional?

Elena Guerrero: Yo diría que sí. Al poco del atropello el Ayuntamiento dijo que podría un radar. Si es cierto que hay un radar dirección salida a Vitoria, pero en la dirección de entrada, donde ocurrió el atropello, no. Están instalando un semáforo, pero desde la asociación nos parece un poco un parche. Como ha pasado una desgraciada, vamos a poner un semáforo y un radar. No queremos un parche, queremos que se haga un estudio global del barrio. Porque puede pasar en cualquier otro punto de los que nos estamos concentrando, porque se corre muchísimo con los coches.

TL: ¿Reclamáis la presencia de más Policías Locales, como medidas disuasorias?

E.G: Esta claro que cuando hay más presencia policial, la gente se piensa antes el cometer una infracción. Nosotros reclamamos un barrio seguro para los peatones. ¿Qué medidas hay que tomar?…Hombre, nosotros no somos técnicos, que sean los técnicos del Ayuntamiento que hagan un estudio. Nosotros no tenemos que decirles lo que tienen que hacer, pero yo veo como vecina y cualquier otro vecino, vemos los puntos peligrosos para nuestros hijos, y cualquier vecino al cruzar. Es un barrio de entrada y salida a la ciudad, donde los vehículos corren mucho, y los vecinos no están seguros como peatones, es lo que demandamos.

TL: ¿Tenéis la sensación que se ha construido un barrio por necesidades de habitantes en Vitoria, sin planificación hacia una seguridad para los vecinos residentes?

L.G: Sí, es posible. En un barrio nuevo pasan estas cosas. Es un barrio donde nos ha faltado de todo, menos bares. Hemos tenido que demandar que esté los centros escolares, el Centro de Salud, y puedo seguir. Para cuando consigues los servicios mínimos de una población joven, han pasado años. Si que es cierto que es un barrio estupendo, donde hay unas avenidas anchas, con mucha luz, pero luego quizá no se dieron cuenta que estas calles tan largas iban a convertirse en verdaderas autopistas. Nosotros como habitantes, vemos que hay mucho puntos que no son seguros.

TL: El Barrio sigue creciendo, ¿creéis que el Ayuntamiento ha dado permisos a las constructoras, sin hacer un estudio real?

E.G: Yo ahí, no puedo decir porque no lo sé, pero me imagino que sí, aunque hay veces que las cosas se te van de las manos. Hemos tenido que pelear mucho, porque las cosas han llegado pero han llegado tarde. Por ejemplo el Centro de Salud, hay mucha gente que iban al que inicialmente estaban viviendo, o tenían que irse al de San Martín, centro que estaba completamente desbordado. Un centro además que dependiendo la zona de Zabalgana vivas, está lejísimo. El tema del colegio de Zabalgana fue le primero que se hizo, y no cabían porque somos una población joven y a nada que tengas dos o tres hijos…Los niños en Mariturri han estado en prefabricado muchos años, unos cinco o seis años. Y ahora hay un tercer centro que sigue en prefabricado, y son bebés de dos y tres años. Seguimos reclamando. El Instituto es este año el primero que los alumnos están ahí. Los chavales del Instituto han estado dos años fuera del barrio yendo en autobús a clases. Y una tercera promoción, los mandaron para Lakua. Llega, pero llega tarde. Tenemos la sensación que estamos siempre luchando y peleando.

TL: Estamos en campaña pre-electoral. ¿Tenéis la sensación qué estáis siendo más escuchado por los partidos y por el Alcalde?

E-G: En realidad, sí que hemos tenido invitaciones de diferentes partidos políticos para charlar con ellos, y como la plataforma no tiene ninguna tendencia política, de momento hemos decidido no reunirnos con nadie. Estamos utilizando otras herramientas, están los Elkargunes, donde tenemos diversas reuniones. De momento estamos dejando a los partidos políticos de lado, precisamente por esto. Sensación mía es que cuando faltaba mucho para las elecciones no me llamaba nadie, y ahora si me están llamando bastante gente, y como eso a mi no me va, de momento la plataforma ha decidido no usar la herramienta política. Sí sabemos que está el turno popular, que quizá tengamos que usar en alguna ocasión. Pero de momento, lo hemos dejado un poquito aparcado. Tenemos la sensación que quizá quieran aprovecharse un poquito de esto, y nosotros lo que queremos son soluciones para el barrio.

TL: Elena, no sería ahora el momento para aprovechar esa herramienta que os da las pre-elecciones para conseguir lo que reclamáis como medidas de seguridad para el barrio?

E.G: Bueno, igual sí. Pero no lo sé. de momento en este mes…Pero sabes qué pasa, que parece que llevamos un año trabajando en esto, pero es que esta plataforma lleva tres semanas vigente. Lo que pasa es que han pasado tantas cosas y a tal velocidad, que vamos dando pasitos. Los pasitos que hemos decidido dar por lo menos en este mes de febrero, primero es el que ya te he comentado, porque a los Elkargunes también van políticos. De momento usamos las herramientas del barrio, si vemos que no son suficientes. Sabemos que hay el turno popular, sabemos como lo podemos pedir, y vamos dando pasitos. Ya están poniendo el semáforo. Y denunciando los puntos que a nosotros nos parecen complicados.

TL: Vais a seguir concentrándoos en cada viernes en los puntos donde hay peligro, en Naciones Unidas, en Reina Sofia?

E.G: Sí, y ese viernes nos reuniremos al otro lado de las vías del tren, en Océano Pacífico. Porque esa vía es muy larga, y se corre mucho, y aunque todavía no hay un centro escolar, llegará. Y queremos adelantarnos a lo que pueda pasar.

TL: ¿El fallecimiento de Irene, crees que marcará por desgracia un antes y un después en este barrio?

E.G: Yo creo que sí, ya que ha sido una desgracia horrorosa, espero que sirva de algo. Las personas que vivimos aquí lo tenemos en la cabeza, estamos muy concienciados y cruzamos de otra manera. Y espero que los chavales jóvenes tenga más conciencia de que no por pasar por un paso de cebra tengas vía libre, y que se debe mirar. Y sobre todo para conducir un poco mejor.

TL: Para finalizar Elena, ¿Algún mensaje que quieras lanzar?

E.G: Decir, a todos los vecinos de Zabalgana, que no se cansen de venir a las concentraciones. La semana pasada hizo muy malo, pero vinieron y así hacemos fuerza, y se esta consiguiendo cosas, que no nos rindamos. Hay que luchar, y todos tenemos que poner un poco más de nuestra parte, conducir más despacio y tomarnos las normas de circulación en serio que para eso están.