¿Y si partimos de que TODAS son víctimas de ETA?

Artículos de opinión

Reflexión tras ver la entrevista de Otegi

Por Vicente Luis García Corres (Txenti)

El pasado 26 de junio el programa 24 horas de RTVE emitió una entrevista con Arnaldo Otegi. Durante la entrevista Otegi pudo expresar su postura frente a los temas sobre los que fue entrevistado, y también eludió responder a preguntas concretas que le hicieron.

La entrevista había sido criticada por la asociación de víctimas del terrorismo de ETA y por algunos partidos políticos. También ha sido defendida, no solo por el propio ente público, sino por aquellos que consideran que la libertad de información amparaba esta entrevista y defienden que es mejor conocer la opinión de primera mano.

Lo que es evidente es que la entrevista no ha dejado indiferente a casi nadie. Y tanto las palabras, como los silencios, de Otegi, dan para dar opiniones, aclarar discrepancias y desmontar mentiras.

Non solum sed etiam

Sí,  Arnaldo sí. Ya es hora de que se reconozca a todas las víctimas. Y que TODAS fueron víctimas de ETA.

El que murió por un tiro en la nuca, era una víctima de ETA

El que murió ametrallado, era una víctima de ETA

El que murió por una bomba en los bajos de su coche, era una víctima de ETA

El que murió bajo los escombros tras estallar la bomba, era víctima de ETA

El que permaneció secuestrado, era una víctima de ETA

El que murió desactivando una bomba, era una víctima de ETA

Al que le estalló en sus manos la bomba que preparaba, era un terrorista y también una víctima de ETA

El que murió en un enfrentamiento con la policía que lo perseguía por ser un terrorista, era también una víctima de ETA

Al que encarcelaron por ser responsable de atentados y secuestros, era un terrorista y también una víctima de ETA

Al que torturaron por ser un terrorista, era también una víctima de ETA

Las familias de todos ellos son víctimas de ETA.

Todas las familias que tuvieron que dejar de vivir en el País Vasco, porque estaban amenazados… por el simple hecho de que su padre era policía nacional, guardia civil, tener que vender sus casas e irse injustamente…ESAS PERSONAS TAMBIÉN SON VÍCTIMAS DE ETA

La sociedad vasca, española, francesa, han sido víctimas de ETA.

Ese, y no otro, Arnaldo es el listado de todas las  víctimas, de ETA.

Hacer daño no es un derecho, Arnaldo.

No se puede hacer más daño del necesario, porque no es necesario hacer daño para defender ideas. Las ideas se defienden con la palabra y el respeto.

Este es el giro del discurso que debería hacer EHBildu, pero para hacerlo, seguramente tendría que jubilar a quienes, como tú, representáis el pasado de la izquierda abertzale. Podemos aceptar que algunos por vuestro pasado seáis incapaces de pronunciar una condena rotunda a ETA cuando se os pregunta directamente, pero esa actitud, socialmente os inhabilita más que cualquier sentencia judicial.

Este es el discurso que puede abrir nuevos horizontes, el que reconoce a ETA como un error macabro, el que reconoce a ETA como la primera y única responsable de todo el dolor. Porque, Arnaldo, las fuerzas de seguridad del Estado solo actuaron contra terroristas o presuntos terroristas. Cumplieron con su deber.

Que haya que reconocer y abordar el tema de torturas y abusos por parte de algunos miembros de las fuerzas de seguridad del Estado ( y el del GAL, otro error tan macabro como ETA, pero también consecuencia de esta), sí, pero sin perder de vista que  ya previamente, eran víctimas de ETA.

Todos tenemos que hacer examen de conciencia sobre las actuaciones que en su momento hemos tenido. En la Iglesia ya estamos en ese proceso, porque, como hemos reconocido institucionalmente, no estuvimos a la altura de las circunstancias en muchos momentos.

Y esa revisión del relato de los hechos ha de seguir haciéndose, sin que condicione la agenda pública del día a día, por supuesto. Porque hay que mirar al futuro Arnaldo, claro que sí, pero cuidando mucho de no mentir ni dar una versión manipulada de los hechos a las futuras generaciones. Y entre esos hechos está el que los terroristas, y ya muchos lo han reconocido, han sido víctimas de sí mismos, víctimas de un discurso macabro y sanguinario que nada tenía que ver con defender los derechos de un pueblo, su cultura y sus tradiciones.

Reconocimiento a TODAS las víctimas, sí, que TODAS fueron víctimas de ETA. Ese es el matiz que quizá la Iglesia tendría que haber abanderado en su atención a los presos de ETA.

Esta es la lectura que desde la Iglesia podemos y debemos hacer porque nuestra seña de identidad es la misericordia hacia todas las víctimas. Aunque a las víctimas inocentes les cueste, han de aceptar que la Iglesia tengamos este discurso de manos abiertas a TODAS las víctimas. También, reconocer que esas manos no se abrieron en su momento lo suficiente hacia ellos, claro que sí.

Este discurso tendría que ser el de la sociedad, sin necesidad de que particularmente o colectivos afectados directamente lo compartan, solo que lo respeten y que dejen que la sociedad camine hacia adelante. Pero las grandes instituciones públicas, la Iglesia, y otros colectivos obligados a contribuir desde su identidad al bien común, deberían respaldar, alentar y promover este discurso de reconocimiento a TODAS LAS VICTIMAS Y TODAS DE ETA.

Desde la Iglesia invitamos al perdón porque el primer beneficiado del perdón es quien lo da; porque el perdón no establece vínculos entre la víctima inocente y la víctima culpable; porque el perdón es un arma de construcción masiva.

Irene Villa, en una reciente película / documental de la productora Infinito +1 da su testimonio sobre este tema. Te recomiendo que la veas Arnaldo.

Reconocer a TODAS las víctimas de ETA y que TODAS las víctimas lo fueron PRIMERO DE ETA sería un gran paso social, porque partiríamos de un gran acuerdo con el reconocimiento del MAL, y el Mal, en esta historia, tiene un nombre, ETA.

Es importante poner el nombre correcto al MAL. Así, es importante que en otra historia de terrorismo identifiquemos al MAL con el nombre de “Islamismo Radical”, que no puede identificarse ni con el Islam, ni con musulmán.

El fanatismo es uno de los disfraces preferidos del MAL, y bajo ese traje de la defensa radical, del radicalismo, emponzoña ideologías, religiones y filosofías que en su origen son fruto de lo mejor del ser humano.

Arnaldo Otegi decía al comienzo de la entrevista que agradecía la oportunidad de la misma para que la gente juzgásemos directamente de sus palabras, de ponderar sus palabras, y no por lo que otros ponen en boca suya. Bien, ha tenido su oportunidad y este comentario ha tenido en cuenta sus palabras, pero también sus silencios. Lo que no ha dicho también dice mucho de Arnaldo Otegi.

En otro momento dice que “felizmente” han contribuido al fin de ETA, no pongo en duda que han trabajado en ello, tanto seguramente como antes para su sostenimiento. No se ponga medallas, deje que el tiempo y la sociedad las conceda a quien las merezca.

En la lucha antiterrorista, Arnaldo, no se defendía la unidad de España con métodos violentos, se defendía la seguridad de las personas inocentes que eran asesinadas por ETA. No mienta a las futuras generaciones.

Decir que EHBildu tiene el mayor número de alcaldías cuando el PNV tiene 6 alcaldías más (123 frente a 117), es mentir.

Sí Arnaldo, sí, VERDAD, JUSTICIA Y REPARACIÓN a TODAS las VICTIMAS, reconociendo que todas son VICTIMAS de ETA. Y mientras no reconozcas esto seguirás siendo otra víctima más de ETA, no una víctima inocente, pero víctima al fin y al cabo.