VITORIA: PODEMOS E IRABAZI (EZKER ANITZA Y EQUO) APUESTAN POR LA CREACIÓN DE EMPLEO VERDE RECUPERANDO LA GESTIÓN PÚBLICA DE LAS TRES PLANTAS DE TRATAMIENTO EN ARABA

Euskadi Vitoria-Gasteiz

Las tres formaciones políticas critican que este Plan apueste por la incineración como alternativa al depósito en vertedero cuando el esfuerzo debería centrarse en generar menos residuos, reutilizar y reciclar.

• PODEMOS e Irabazi han presentado 14 enmiendas a este Plan por valor de 3,5 millones de euros centradas, sobre todo, en el empleo verde y la separación en origen.

Las aportaciones presentadas por PODEMOS e Irabazi al Plan de Prevención y Gestión de Residuos Urbanos de Araba-Álava (2017- 2030), se dividen en cinco grandes líneas de actuación.

La primera de ellas, la generación de empleo verde, apuesta por la contratación de personas cuyo cometido sería informar casa por casa y comercio por comercio acerca de la correcta separación de los residuos domésticos. Se crearían, a su vez, unidades de inspección en materia de residuos con personal encargado de asesorar, vigilar y controlar el adecuado funcionamiento del sistema.

La segunda de las líneas incide en la correcta separación de la materia orgánica. En opinión de Podemos e Irabazi, ésta es la gran asignatura pendiente de la gestión de residuos en Araba. Por esa razón, ambas fuerzas políticas incrementan en más de un millón de euros la partida destinada a este fin.

En tercer lugar, apuestan por recuperar el objetivo inicial de reciclaje (65%) ya que se ha reducido en cinco puntos situándose en el 60%, y rechazan la incineración como alternativa en la estrategia alavesa de gestión de residuos. La participación ciudadana es otra de las propuestas incluidas en las enmiendas presentadas al Plan. Estas formaciones apuestan por la creación de un consorcio 100% público que recoja en su reglamento la creación de un órgano de participación y seguimiento. Por último, tanto PODEMOS como Irabazi consideran que para conseguir una reducción en la generación de residuos que llegan a las plantas de tratamiento, éstas han de ser públicas, ya que la gestión privada busca únicamente el beneficio económico. Por ello piden la reversión de la gestión privada actual a la pública, una vez que hayan finalizado las actuales concesiones.

Hasta el momento el Departamento Foral de Medio Ambiente y Urbanismo ha aceptado 8 de las 14 propuestas presentadas, referidas a formación, inserción laboral, vigilancia e inspección, reducción de la valorización energética y participación ciudadana. Las formaciones de izquierda de la Cámara alavesa confían en poder incluir en este Plan aspectos como la consecución de unos objetivos más ambiciosos en cuanto a la tasa de reciclaje para 2030.