Vitoria: PODEMOS critica el uso de personas voluntarias como mando de obra profesional y cualificada gratis en eventos que reciben subvenciones públicas

Vitoria-Gasteiz

La Euroliga busca 170 voluntarios para realizar labores profesionalizadas durante los tres días que dura la Final Four. • La formación morada en Juntas considera que los requisitos que se exigen van mucho más allá de los que se le pueden pedir a una persona voluntaria.

La Portavoz del Grupo Juntero PODEMOS, Arantxa Abecia, preguntará mañana a la DFA sobre la utilización de voluntariado para cubrir labores profesionales durante la celebración de la Final Four en Vitoria-Gasteiz el próximo mes de Mayo. Este evento deportivo recibe de las diferentes instituciones 4 millones de euros, algo que en palabras de Arantxa Abecia “es motivo más que suficiente para realizar contrataciones dignas y remuneradas conforme al perfil solicitado”.

Los requisitos que impone la Euroliga para escoger a estas personas voluntarias pasan por contar con un nivel alto de inglés, experiencia en puestos similares, transporte propio, o, incluso, horarios que comienzan a las 10:00 de la mañana y finalizan a las 23:00 de la noche. “Otra de las exigencias que nos ha llamado poderosamente la atención es el requisito de conocer bien la ciudad. Entendemos que si es para trasladar de un sitio a otro a quienes vengan, están los y las profesionales del transporte, y si es para enseñar la ciudad, ya contamos con los y las guías turísticas de esta ciudad que hacen muy bien su trabajo y lógicamente cobran por ello”, ha apuntado Abecia. PODEMOS considera que esto va mucho más allá de lo que se puede entender como voluntariado. En este territorio se celebran numerosos eventos que requieren de esta figura para su celebración, y “nunca hemos criticado algo que nos parece fantástico siempre y cuando no se pretenda tapar el uso de mano de obra gratis con el concepto de voluntariado”.

Las previsiones de retorno económico que se manejan hablan de cifras que rondan los 50 millones de euros. La precariedad laboral sigue siendo uno de los problemas de este territorio, y por ello PODEMOS considera que la DFA, que financia con dinero público este evento deportivo, debería dar ejemplo y fomentar la contratación digna y remunerada conforme a los perfiles solicitados. El voluntariado se entiende como un trabajo no remunerado en favor de la comunidad. La Euroliga cobra por lo que hace y “esto no es más que una manera de disimular contratos de trabajo.

Lo que es bueno para la comunidad es hacer contratos y pagar cotizaciones y eso es lo que tiene que hacer cualquier empresa que obtenga beneficios, como es el caso”, ha concluido la Portavoz de PODEMOS en las Juntas Generales de Araba.