Vitoria: IRABAZI pide campañas de adopción ante la saturación del Centro de Protección Animal

Vitoria-Gasteiz
  • Como en los últimos años, en estas fechas navideñas el nivel de ocupación del centro es máximo y, según APASOS, no hay más capacidad en las casas de acogida.
  • Esta situación se da mientras el proyecto de reforma del complejo sigue sin ver la luz, lo que otorgaría 25 nuevos cheniles.

La plataforma impulsada por IU y EQUO Berdeak ha comprobado el nivel de saturación del Centro de Protección Animal de Armentia. Por desgracia, como es habitual en los últimos años, en fechas navideñas de suele dar esta circunstancia. Según la asociación APASOS las casas de acogida también están llenas por lo que son necesarias medidas inmediatas para dar solución a este problema.

Ante esta situación que seguramente se vaya a agravar en las próximas semanas, desde IRABAZI, se vuelve a solicitar al Gobierno municipal a que junto con el Elkargune de Protección Animal, realice unas campañas municipales a favor de la adopción y tenencia responsable de animales tal y como ocurren en municipios como Madrid.

Para el concejal Oscar Fernández el Gobierno de Urtaran debe priorizar el bienestar animal, “ante esta situación de saturación del Centro de Protección Animal es necesaria una acción inmediata como es la concienciación. El Ayuntamiento tiene los recursos y medios necesarios para dar aviso de la situación de desamparo de estos animales y promueva una campaña de adopción y tenencia responsable”.

“La adopción es una enorme responsabilidad. El animal no es un bien de consumo, ni un material desechable, sino  un ser vivo que será siempre dependiente y necesitará cuidados y atención toda su vida. Por tanto, la decisión de adoptar debe ser meditada, nunca un capricho o un acto emocional  e irreflexivo. Es lo que se denomina tenencia responsable, una de las maneras más eficaces de promover la convivencia de animales y humanos en cualquier entorno, dentro y fuera de la ciudad”  

También el concejal recuerda que la solución permanente se encuentra en la reforma del Centro que lleva parada desde finales del 2015, una exigencia que ha exigido Fernández durante estos últimos 3 años. En el proyecto de dicha reforma se establece que habría 25 nuevos cheniles para albergar a más animales y que tuvieran mayor bienestar.