Vitoria-Gasteiz quiere ser la primera ciudad en incorporar las ‘supermanzanas’ en todo su Anillo Verde interior

Vitoria-Gasteiz

El Ayuntamiento presenta el documento de avance del Plan de Movilidad Sostenible y Espacio Público

  • La propuesta plantea recuperar espacio público de calidad para el peatón, vertebrar una red de transporte público moderna y de calidad e impulsar los desplazamientos activos

El Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz ha presentado esta tarde el documento de Avance del Plan de Movilidad Sostenible y Espacio Público (2020-2030). Se trata de una hoja de ruta para abordar una revisión y adecuación de la estrategia definida una década atrás a la nueva realidad social, urbanística, económica y de movilidad. Esta estrategia de futuro se ha dado a conocer en doble sesión, en el Palacio Europa. En la primera sesión, a los grupos políticos del Ayuntamiento. La segunda, por su parte, al Elkargune de Movilidad. El alcalde, Gorka Urtaran, y el director de la Agencia de Ecología de Barcelona, Salvador Rueda, han expuesto el planteamiento del Consistorio en la primera sesión, con los grupos municipales. Amaia Barredo también ha mostrado ante el Elkargune las principales líneas de actuación del Departamento de Movilidad y Espacio Público para la legislatura.

Esta es la propuesta del Ayuntamiento para hacer de Vitoria-Gasteiz una superciudad europea donde la movilidad será sostenible y saludable. Eso significa impulsar, por encima de todo, un espacio público de calidad para el peatón, que es el eje prioritario de nuestro esquema. El segundo eje sería la apuesta por un transporte público moderno, de alta capacidad, de alta calidad y eléctrico. El tercer elemento sería la apuesta por la bicicleta. Y dentro de las prioridades del Plan de Movilidad, tampoco debemos olvidar las demandas del vehículo privado”, ha explicado Gorka Urtaran en esa presentación realizada a los grupos.

Esta revisión ha partido de una evaluación participada, abordada hace unos meses, a fin de identificar los avances conseguidos en la concreción del modelo de movilidad propuesto en el Pacto Ciudadano por la Movilidad Sostenible y desarrollado en la primera fase del plan, así como los retos pendientes a futuro. Con esa información se han reajustado los objetivos, las estrategias y medidas a adoptar en los próximos años. El Ayuntamiento se fija el reto de que Vitoria-Gasteiz pueda convertirse en la primera ciudad del Estado en incorporar las ‘supermanzanas’ en todo su Anillo Verde interior.

El Plan parte de que la aproximación a un modelo de movilidad sostenible y un espacio público más habitable para Vitoria-Gasteiz necesita de un conjunto de instrumentos técnicos, organizativos, normativos, de educación y participación y económicos para su desarrollo. Y asume como marco conceptual de desarrollo el del urbanismo ecosistémico. En este sentido, al igual que en la fase anterior, adopta la formulación del esquema de supermanzanas como base del modelo funcional y urbanístico que la ciudad debería perseguir.

El Plan se desarrolla a partir de una veintena de principios rectores que han inspirado y fundamentado las propuestas de movilidad y espacio público planteadas en un conjunto de 9 grandes objetivos estratégicos, 18 líneas de actuación y 54 acciones a abordar a lo largo de estos dos próximos quinquenios. El horizonte temporal del Plan es el año 2030, si bien se plantea una revisión intermedia tras sus primeros 5 años de vigencia, tal y como contempla la recientemente aprobada Ley de Sostenibilidad Energética de Euskadi.

También se establecerán una serie de indicadores que se publicarán periódicamente. En concreto, se trata de 88 indicadores. Este sistema de seguimiento servirá para dar publicidad del proceso, proporcionando transparencia en la implementación del Plan, servirá para evaluar la eficacia en la utilización de los recursos y para reorientar o redefinir las estrategias, la medidas y los recursos establecidos para la consecución de la metas definidas en los principios rectores del modelo de movilidad sostenible y espacio público que orientan el desarrollo de la presente herramienta de planificación.

El Avance trata de abordar una hoja de global e integrada, superando enfoques sectoriales y cortoplacistas de cara a la consolidación de un modelo urbano y de espacio público para la movilidad sostenible; el impulso a una movilidad más cómoda, segura e inclusiva; la apuesta por una ciudad segura y cómoda para los desplazamientos a pie y en bicicleta y por un transporte público eficiente y universal. Y también la racionalización del uso del automóvil privado. La consideración de la movilidad como servicio; el compromiso por la protección del Clima y lograr mayor concienciación ciudadana y una gobernanza comprometida por reorientar en el actual sistema de movilidad completan la relación de objetivos estratégicos que orientan las intervenciones planteadas.

A grandes rasgos, y de acuerdo con el planteamiento realizado por la Agencia de Ecología Urbana de Barcelona, la Supermanzana constituye la pieza fundamental en la que se basará la propuesta de rediseño del espacio público de la ciudad, lo que permitirá adoptar modificaciones que aumenten la calidad ambiental y el confort del entorno urbano, con posibilidades de incremento del verde urbano y de los usos y actividades de ocio en la calle, o de introducir nuevos conceptos en el diseño urbano orientados a mejorar aún más el confort, la habitabilidad de las calles y promover los desplazamientos a pie y el uso y disfrute del espacio público por parte de la ciudadanía.

En el ámbito de la red ciclista, el Avance plantea coser la red básica de vías para bicis ampliando las vías ciclistas en alrededor de 40 kilómetros; así como calmar el tráfico en el interior de las supermanzanas. Además, desde la Agencia de Ecología Urbana de Barcelona propone asimismo crear nuevas vías ciclistas segregadas y de gran capacidad a las zonas industriales para mejorar la conexión con esos entornos.

El documento de planificación que ahora se presenta recoge una propuesta exhaustiva sobre la futura red de transporte público construida en torno al soterramiento del ferrocarril previsto durante 3,6 kilómetros (desde Bulevar de Salburua hasta Pedro de Asúa). En ese esquema, y como una de las principales novedades del Plan de Movilidad Sostenible y Espacio Público, se plantea la creación de un tranvía que cubra el eje Este-Oeste a través del tramo liberado. De esta forma, Vitoria-Gasteiz completaría dos ejes tranviarios en forma de aspa: desde el Sur (Universidad/Futura estación de Dato) hasta el Norte (Ibaiondo/Abetxuko) y desde Salburua hasta Zabalgana. Para ello serían necesarias las ampliaciones previstas hacia Salburua primero y Zabalgana después, que además se plantearían con sendas bifurcaciones (hasta Mariturri o Júndiz en el primero de los casos; hasta la parte norte de Salburua y Arkaiate en el segundo). Más allá de este sistema de tranvía, el BEI de la periférica se convertiría en el elemento vertebrador de toda esta red de alta capacidad, tal y como se ha previsto desde el primer momento.

Además del desarrollo del tranvía y del BEI, TUVISA introduciría diferentes cambios en su red. La gran novedad sería la creación de una nueva línea de autobús, la 11, que permitiría unir Zabalgana y Salburua a través del norte, uniendo puntos como el Hospital de Txagorritxu, la Estación de Autobuses o El Boulevard. También se plantearían diferentes modificaciones en las líneas 1, 3, 5, 8 o la 9. Al mismo tiempo, se contemplan distintas actuaciones para mejorar el transporte a Júndiz.

De acuerdo con los datos justificativos ya aportados por Salvador Rueda en la presentación previa realizada este pasado otoño, este esquema global permitiría aumentar el uso del transporte público, tanto en el tranvía como en los autobuses de TUVISA. El objetivo último es que cualquier persona de Vitoria-Gasteiz cuente a menos de 10 minutos a pie con un sistema de transporte que le permita alcanzar cualquier punto de la ciudad en menos de 35 minutos.

A partir de este nuevo mapa de transporte público, Vitoria-Gasteiz podría afrontar la reorganización del espacio público en diferentes puntos de la ciudad, siempre basándose en el modelo de las supermanzanas peatonales, sendas urbanas y vías verdes. En ese sentido, el Gobierno municipal se ha comprometido a impulsar la pacificación de los barrios de Salburua y Zabalgana y a concretar una ‘supermanzana’ completa en los próximos años. Otro de los principales proyectos en esta línea de actuación, y teniendo en cuenta que en el proyecto del soterramiento del ferrocarril se ha incluido un vial rodado para el tráfico, es liberar del tráfico calles como Manuel Iradier y La Florida, haciéndolas peatonales y generando una ‘supersenda’ que cubra la conexión Este-Oeste.

Todas estas mejoras también obligarán a buscar soluciones para el vehículo privado en diferentes puntos de mayor conflictividad. Según los indicadores de tráfico aportados por la Agencia de Ecología Urbana de Barcelona, en cualquier caso, todos los escenarios planteados son asumibles. No obstante, el documento incorpora diferentes zonas a mejorar, con proyectos de reforma que se deberán concretar: la rotonda de Esmaltaciones e Iturritxu, la rotonda de Lovaina o América Latina, por ejemplo. Tres puntos cuyas soluciones ya trabaja el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz.