Vitoria-Gasteiz: Las mujeres invisibles, se hicieron visibles este pasado domingo

Vitoria-Gasteiz

El domingo 17 de febrero de 2019, las mujeres de Eginaren eginez, junto con otras mujeres y hombres, nos hemos reunido aquí para “hacer visible lo invisible”.

Para escenificar lo oculto y lo ignorado. Exponemos la situación de múltiple discriminación –múltiple discapacitación– de la que somos objeto las mujeres con disfuncionalidades orgánicas/ diversidad funcional: § Discriminadas por el hecho de ser mujeres –sexismo–.

Discriminadas por vivir con una configuración orgánica determinada – capacitismo–.

Y discriminadas, también, por la conjunción de estas dos condiciones. Por medio de nuestra “mujer invisible“ hemos teatralizado el modo en el que las mujeres del colectivo somos ignoradas y discriminadas, invisibles a los ojos y a la consideración de la sociedad.

Una invisibilización con origen en nuestra condición de mujeres, en nuestra configuración orgánica y sus implicaciones, pero, más importante aún, una invisibilización basada en conjunción de estos dos factores. De esta manera:

A las dificultades, discriminaciones, amenazas a las que nos enfrentamos por nuestra condición de mujeres,( al igual que el resto de mujeres); § A las dificultades, discriminaciones, desprecio hacia nuestros derechos a los que nos enfrentamos por nuestra configuración orgánica y sus implicaciones, (al igual que nuestros compañeros hombres);

Se suma la conjunción de ser mujer y vivir con una disfuncionalidad orgánica/diversidad funcional, que eleva de manera exponencial la discapacitación, la discriminación, la negación de derechos, las amenazas y situaciones de riesgo y la propia desconsideración de la sociedad, sus instituciones y sus agentes sociales y políticos, incluyendo a aquellos donde debiéramos encontrar respeto, solidaridad e implicación en nuestra lucha contra esta invisibilización.

La falta de respeto, de valoración y de consideración a nuestra condición de mujeres con disfuncionalidades orgánicas/diversidad funcional es origen de múltiples situaciones de discriminación y negación de nuestros Derechos de ciudadanía , (acceso a la vivienda, los servicios de salud, la educación, empleo, la política, etc).

Esa desconsideración trae consigo también la negación de nuestra misma condición sexuada, esto es, se nos impide y niega la información, acompañamiento y “La invisibilidad es la cualidad de un cuerpo físico visible de no ser visto en condiciones de luz normales para un supuesto observador.” “La Invisibilización es el término para designar los mecanismos sociales y culturales que pretenden omitir o devaluar a un determinado grupo social.” asesoramiento necesario para desarrollar nuestra condición de mujeres y nuestra sexualidad, considerándonos seres asexuados, sin capacidad para sentir ni para formar parejas, tener familias, criar hijos e hijas, etc.

Las mujeres de Eginaren eginez, en representación del conjunto de las mujeres con Disfuncionalidades orgánicas/diversidad funcional, estamos aquí hoy para denunciar esta ‘invisibilización” por parte de las instituciones, los agentes sociales y políticos. Para reivindicar nuestros derechos, nuestra dignidad y por supuesto nuestra condición inalienable de mujeres. Mujeres cuya configuración orgánica no es, en absoluto, razón ni justificación para la discriminación, la exclusión ni la desvalorización. Esperamos que nuestra acción ayude en la generación de un sentimiento de empatía y reconocimiento hacia las mujeres del colectivo e influir, de esta manera, en la inclusión –en las agendas políticas y de trabajo de las instituciones y agentes sociales– de la visibilidad y de la inalienabilidad de los derechos de las mujeres con disfuncionalidades orgánicas/ diversidad funcional.

La sociedad y sus instituciones deben “abrir los ojos” y aceptar, reconocer y valorar la diversidad humana y así comprometerse para que las mujeres con disfuncionalidades orgánicas/diversidad funcional dejemos de ser invisibles e invisibilizadas