Vitoria-Gasteiz: La plantilla de ambulancias concertadas votará en la asamblea ir a la huelga

Vitoria-Gasteiz

Con motivo de los continuos incumplimientos en varias materias por parte de la UTE formada por LARRIALDIAK y EULEN, adjudicataria del servicio de transporte sanitario en ambulancias convencionales y traslado sanitario colectivo en el territorio histórico de Álava, los delegados/as de los trabajadores/as de ELA y ESK en esta empresa, han convocado una asamblea la próxima semana, en la cual propondrán comenzar con movilizaciones y paros en las próximas semanas, dando lugar en caso de no solucionarse el conflicto a una huelga indefinida.

Como se viene denunciando desde el pasado mes de noviembre, la empresa incumple la Ley, no haciendo caso del REAL DECRETO 836/2012 en su artículo 2, trasladando de manera colectiva a pacientes de carácter infecto-contagioso, así como ordenando realizar traslados de carácter urgente, los cuales no pueden ser trasladados en ambulancias colectivas o de tipo A2. Tras la denuncia publica, la administración y la empresa, se han reunido en diversas ocasiones, formando un equipo de trabajo, en el cual no han contado con ningún profesional del transporte sanitario o con ningún Representante Legal de los Trabajadores.

En cuanto a los traslados urgentes, nadie ha puesto ninguna solución, vulnerando los derechos de las/os ciudadanas/os. En el caso de los/as pacientes infectocontagiosos, los centros sanitarios siguen sin informar a los Técnicos de Transporte Sanitario de si el paciente precisa algún nivel de aislamiento, y, por ende, del nivel de protección a utilizar, dándose casos en los que se trasladan junto con otros/as pacientes, o aun siendo trasladados de manera individual, trasladando posteriormente a otros/as pacientes sin haber desinfectado la ambulancia o el material de esta. Estas situaciones, no solo ponen en riesgo a otros/as pacientes, sino también al personal de la ambulancia, estando expuestos a diferentes patógenos sin medidas de protección.

Hemos sido informados/as, que, durante aproximadamente un mes y medio, había varias ambulancias que no disponían de guantes, y cuando se solicitaban a la empresa, esta se limitaba a informar de que no tenían existencias. Este hecho no es aislado, ya que no es la primera vez que ocurre, por lo que ha sido denunciado a la Inspección de Trabajo, porque consideramos intolerable la falta de este material de protección tan necesario en nuestro trabajo. Tanto los vehículos como su material tienen un estado deplorable debido a la falta de mantenimiento o de su reemplazo.

Los walkie-talkies no funcionan, los terminales con los que se recepcionan los servicios tienen las pantallas rotas y los cargadores no funcionan, las sillas de traslado tienen más de un lustro y les faltan piezas, los frenos no funcionan… El caso de los vehículos es similar, ya que en invierno se utilizan neumáticos de verano desgastados, los escalones de acceso no se reparan, o incluso los hay que son manuales, con un tamaño mínimo en el cual los/as pacientes tienen serias dificultades para subir y bajar del vehículo. Hay varias ambulancias que solo están rotuladas en castellano y no en euskera y castellano, tal y como deben estar rotuladas, e incluso ambulancias con carteles de la Junta de Andalucía en vez del Gobierno Vasco.

El pago de las nóminas por costumbre se retrasa varios días o semanas, como en el caso de la paga de diciembre o esta ultima nómina de enero, la primera siendo abonada a finales de mes y la segunda con una semana de retraso. El pago de las nóminas no es el único caso en el que se retrasan, ya hubo dos trabajadores/as sin dar de alta en la seguridad social durante varios días en los meses de julio, agosto y septiembre de 2017. El retraso se traslada también a la notificación de los turnos de los/as trabajadores/as eventuales, a los/as cuales les indican su turno con antelaciones de 12 a 24 horas.

La empresa no realiza suficientes contrataciones para suplir a trabajadores/as de baja o con reducciones de jornada por guarda legal de menores, ya que, en el caso de estos últimos, la empresa ha decidido no cubrir la totalidad de sus turnos y cargar sobre el resto de la plantilla sus guardias, turnos de noche, festivos y fines de semana. En el caso del personal en situación de baja, en muchas ocasiones no se llega a cubrir. Esta sobrecarga de trabajo tiene unos riesgos psicosociales muy altos, debido a que, en algunas ocasiones, resulta imposible la conciliación familiar.

Otro de los puntos que denunciamos y deseamos que sea solucionado, es el caso de la central de coordinación, ya que según lo contratado con el departamento de salud del Gobierno Vasco “La empresa dispondrá de un servicio de atención para la recepción de avisos las 24 horas del día todos los días del año con capacidad resolutiva para las contingencias que en relación con la prestación del servicio puedan surgir”, mientras la realidad es que de lunes a viernes desde las 22:00 hasta las 7:00 y fines de semana y festivos durante las 24 horas, el teléfono es desviado un teléfono móvil que portan los/as sanitarios/as de guardia, el cual no siempre pueden atender, ya que pueden estar atendiendo a un paciente o conduciendo, y cuando lo hacen, no siempre podemos dar solución, ya que si la persona que llama quiere solicitar un traslado para otro día o modificar uno ya solicitado, tenemos que indicarles que solo atendemos urgencias y, por lo tanto, que llamen el siguiente día laborable a partir de las 7:00.

Otro punto a denunciar públicamente, es sobre la movilización de los pacientes dentro de los centros sanitarios. Tras varias reuniones con la empresa, en las cuales hemos documentado que el traslado dentro de los diferentes centros sanitarios deben ser realizados por el personal del propio centro y no por el personal de la ambulancia, tal y como indica el estatuto del personal no sanitario al servicio de las instituciones sanitarias de la seguridad social, en su artículo 14.2, publicado en el BOE 174 del 22 de julio de 1974, texto aun está vigente, el cual indica que será función de los/as celadores “el traslado de los enfermos, tanto dentro de la institución como en el servicio de ambulancias”.

Este puede ser el hecho denunciado más curioso, ya que dicho por la propia empresa: “tenéis razón, no es vuestra función. Realizar los traslados dentro del centro sanitario supone alrededor del 30% del tiempo de un traslado, lo cual genera retrasos en el servicio con sus respectivas quejas, las cuales pueden suponer sanciones a la empresa, pero Osakidetza es nuestro principal cliente y no podemos morder la mano que nos da de comer”. Consideramos este hecho una clara intrusión laboral, que supone una infra contratación de celadores/as en los centros sanitarios, así como una violación de nuestros derechos, traficando entre la administración y la empresa con nuestras funciones. Es por esto por lo que este caso ha sido judicializado.

La empresa no quiere morder la mano que les da de comer en ciertos asuntos, pero no le tiembla la mano al recibir una partida presupuestaria adicional para realizar servicios extraordinarios (ambulancia inter hospitalaria) sin realizar las contrataciones pertinentes y necesarias. Tampoco cuando, con las ambulancias contratadas por la administración pública, se realizan traslados de aseguradoras privadas o clientes particulares, retrasando el servicio de los usuarios públicos. Y por si todo esto fuera poco, seguimos con un convenio de empresa caducado desde hace mas de 2 años, aguantando más de 57 reuniones en una mesa de negociación para un convenio autonómico que regule el sector y que no avanza. Siendo los/as trabajadores/as de Álava los/as que tienen las peores condiciones, con diferencias en el salario de hasta 1.000 € mensuales, creemos que ya no podemos esperar más. Es hora de renovar nuestro convenio.

Con la esperanza de solucionar todos estos conflictos, así como de renovar el convenio, hemos citado en varias ocasiones a la empresa, la cual no se reúne con los/as delegados/as de los trabajadores/as desde noviembre de 2018. Es por ello, que hemos convocado la semana que viene una asamblea de trabajadores/as, para proponer paros y movilizaciones, llegando a una huelga indefinida, hasta que se solucione dicho conflicto.

La Representación Legal de los Trabajadores/as ELA-ESK