Vitoria-Gasteiz: La pérdida de ingresos municipales procedentes del FOFEL se cifra definitivamente en 28,8 millones de euros

Vitoria-Gasteiz

El concejal de Hacienda, Iñaki Gurtubai, ha actualizado las previsiones de ingresos económicos en las arcas municipales derivados del Fondo Foral de Financiación de Entidades Locales (FOFEL). La primera estimación fue de un descenso de 45 millones de euros sobre los 177 previstos en el Presupuesto 2020. Después del verano, esta pérdida de ingresos se actualizó a 38 millones. Finalmente, ya se conoce la cifra definitiva que el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz dejará de recaudar respecto a la previsión del FOFEL y que asciende a 28.871.614 euros.

“La recaudación por FOFEL va a bajar bastante menos de lo que esperábamos en marzo y en septiembre. Sigue siendo, en cualquier caso, una importante caída de ingresos, pero es una buena noticia porque va a permitirnos que no tengamos que hacer más que pequeños ajustes para lo que resta de ejercicio económico”, ha señalado Iñaki Gurtubai.

El concejal de Hacienda ha recordado que en su momento el Ayuntamiento tuvo que habilitar un significativo volumen de retenciones de crédito en el Presupuesto 2020. “Eran ajustes importantes y necesarios. El tiempo ha demostrado que aquella decisión fue un acierto, porque a final de año no va a ser necesario tomar medidas de ajuste añadidas más allá de pequeñas actuaciones de gestión”, añade Gurtubai.

Igualmente, el Ayuntamiento ya cuenta con la previsión de ingresos derivados del FOFEL para el próximo año, cifrada en 163,15 millones de euros. Esto supone un descenso del 8,42% respecto a la previsión de 177 millones de euros fijada inicialmente para 2020. “Es una buena noticia, no en si misma, sino en previsión de que esta cifra a partir de la cual elaborar el próximo Presupuesto municipal iba a ser bastante peor”, apunta el concejal de Hacienda.

Gurtubai aboga por recurrir el año que viene al mínimo endeudamiento posible respecto a la capacidad que ha concedido a los ayuntamientos la Diputación Foral de Álava. “Este Gobierno no tiene la menor intención de dejar un problema económico inasumible para las corporaciones que gestionen la ciudad en el futuro”, ha concluido.