Vitoria-Gasteiz: IRABAZI denuncia la pasividad del Gobierno para resolver la invasión de carriles bici en las calles más conflictivas

Vitoria-Gasteiz
  • A pesar del aumento del número de infracciones en 2018 en las calles más conflictivas (Beato Tomás de Zumárraga y Avenida Santiago) tan sólo se interpusieron 21 sanciones, una multa cada 17 días cuando el problema es continuo.
  • “O tomamos medidas serias o los 320.000 euros que costó la obra de la calle Beato Tomás de Zumárraga habrá sido dinero tirado a la basura”, indica Oscar Fernández.

El grupo municipal IRABAZI-GANAR (IU/EQUO) ha denunciado hoy que el gobierno municipal no muestra ningún interés por solucionar la invasión diaria del carril bici de la calle Beato Tomás de Zumárraga y Avenida Santiago por parte de decenas de coches.

A pesar del aumento del número de infracciones en 2018 (+30%), el número de sanciones en las zonas más conflictivas y donde existe un alto nivel de peligrosidad para las personas que circulan en bicicleta es escasa.

Durante el año 2018, según datos del Departamento de Seguridad Ciudadana, se han interpuesto 21 denuncias por invasión del carril bici en cada una de esas calles, lo que se traduce en una multa cada 17 días. Si tenemos en cuenta que, a diario, centenares de coches estacionan encima del carril bici contrasentido, obstaculizando el paso y poniendo en riesgo la integridad de las personas que andan en bicicleta, las sanciones se antojan ridículas. Por ello, IRABAZI-GANAR (IU/EQUO) pide una vigilancia continua para acabar con un problema muy grave antes de que ocurra alguna desgracia.

Además, la iniciativa de Ezker Anitza IU y EQUO Berdeak incide en la necesidad de controlar más los estacionamientos de carga y descarga ya que son muchos vehículos quienes los utilizan como estacionamiento continuo, bloqueando su acción y haciendo que varios camiones y furgonetas tengan que estacionar invadiendo el carril bici.

Con todo ello, para IRABAZI-GANAR (IU/EQUO) la solución pasa por incrementar la presencia policial asegurando que se cumple el código de circulación y que se respeta tanto a las personas ciclistas como a peatones. “Gracias a organizaciones como Bizikleteroak la vigilancia policial contra la ocupación de los carriles bici ha aumentado en nuestra ciudad. Sin embargo, sigue sin abordarse el problema en su conjunto y, especialmente, en las calles más conflictivas.

Es hora de tomas medidas serias y de que el Gobierno de Urtaran deje de mirar para otro lado. El año pasado se invirtieron 320.000 euros en reformar la calle Beato Tomás de Zumárraga y el problema sigue siendo diario y como siga así, este dinero se habrá tirado a la basura”, indica Oscar Fernández. “Es una cuestión de civismo, de buena educación y de respeto. La Policía debe actuar, que para eso está”, finaliza el concejal verde.