Vitoria-Gasteiz: Elkarrekin Podemos reclama cambios en la recogida y gestión de residuos de Araba para alcanzar el Residuo Cero en 2030

Vitoria-Gasteiz
  • La confluencia critica el Plan Foral de Residuos aprobado por el PNV y propone un Pacto por la Economía Circular en Araba con la participación de los agentes sociales y económicos.
  • Elkarrekin Podemos quiere fomentar el compostaje comunitario, descentralizando su gestión, para generar empleo verde en Aiaraldea y cumplir los objetivos de la Unión Europea en materia de residuos.
  • Laudio y Vitoria-Gasteiz, municipios donde la coalición propone cambios en los modelos de recogida e impulso a iniciativas que disminuyan la producción de residuos.
Declaraciones de Arantxa Abecia
Declaraciones de Txema Ruiz de Apodaka
Declaraciones de Miguel Burdallo

La candidata a diputada general, Arantxa Abecia, y el candidato a Juntas Generales por Aiaraldea, Txema Ruiz de Apodaca, han reclamado hoy desde la localidad de Amurrio cambios en los modelos de recogida y gestión de residuos en Araba. Esta propuesta tiene un claro objetivo: llegar al Residuo Cero en el año 2030. Y es que, para Elkarrekin Podemos, el Plan Foral de Residuos aprobado esta legislatura es claramente insuficiente ya que sigue una línea continuista, de un modelo que se ha demostrado caro e ineficaz.

“Debemos aplicar la Jerarquía Europea para lograr el Residuo Cero, apostando por sistemas de recogida que favorezcan la reducción, reutilización y el reciclaje y la economía circular. Algo que la actual Diputación Foral de Álava no está haciendo”, ha indicado Abecia. La coalición de Podemos, Ezker Anitza IU y Equo Berdeak ha fijado como objetivo para 2023 alcanzar, al menos, el 80% de recogida selectiva en los municipios alaveses. Abecia ha anuncia que la coalición promoverá un Pacto por la Economía Circular en Araba con la participación de los agentes sociales y económicos, que contribuya a impulsar un consumo responsable, reducir el uso de recursos naturales y darle valor social y monetario a la gestión de los residuos.

Txema Ruiz de Apodaca ha defendido descentralizar el compostaje como alternativa al modelo planteado por el PNV de centralización en una macroplanta en Vitoria-Gasteiz. “Queremos facilitar en Aiaraldea los proyectos de compostaje comunitario. Nuestra comarca tiene un enorme potencial y una gran capacidad de generar empleo en este sector verde”, ha señalado Ruiz de Apodaca. De cara a la industria y otras explotaciones, Elkarrekin Podemos incentivará la prevención de residuos, la reutilización y, como última opción, su reciclaje.

Alternativas para Laudio

Miguel Burdallo, candidato a la alcaldía de Laudio, ha destacado que “aún hoy siguen siendo necesarias campañas potentes para informar y concienciar a todos los vecinos y vecinas de la importancia de reciclar correctamente para legar a nuestros hijos e hijas un planeta en el que se pueda vivir”. Para ello, desde Elkarrekin Podemos proponen campañas barrio a barrio para disminuir la producción de residuos, fomentando la compra a granel y la disminución del sobreempaquetado. Además, la coalición implementará en el municipio islas de reciclaje en todos los puntos de recogida, disminuyendo los contenedores para la fracción resto y fomentando la separación y el reciclaje de todos los residuos, incluido el textil y enseres voluminosos.

Un nuevo modelo de recogida en Vitoria-Gasteiz

Respecto a Vitoria-Gasteiz, Elkarrekin Podemos plantea un nuevo modelo de recogida que permita premiar a quienes reciclan correctamente, pagando mucho menos en la tasa de basuras. Este nuevo modelo pasa por el cierre de los contenedores y la implementación del pago por bolsas (sustituyendo la actual tasa). Con la implementación de este sistema, la coalición espera cumplir los objetivos de la Unión Europea en materia de reciclaje de residuos. Para lograrlo, Elkarrekin Podemos vuelve a insistir en la necesidad de recuperar la gestión pública del servicio de limpieza y recogida de residuos, ahora en manos de multinacionales que no prestan un adecuado servicio a la altura de una Green Capital de verdad.