Vitoria-Gasteiz: EH Bildu lamenta que el nuevo contrato de limpieza vuelve a poner una alfombra roja a FCC para hacerse con el servicio

Vitoria-Gasteiz

Aitor Miguel: «Urtaran vuelve a proponer el modelo fracasado de las multinacionales para la gestión de las basuras, y por más dinero. El mismo modelo que nos ha generado multitud de problemas en esta legislatura, y el que ha llevado a Gasteiz a la cola en materia de limpieza y de reciclaje»

Declaraciones de Aitor de Miguel

El gobierno municipal de PNV y PSE ha hecho públicas esta mañana las condiciones del nuevo pliego para adjudicar la limpieza y recogida de basuras en la ciudad. Desgraciadamente, las condiciones anunciadas vienen a confirmar lo que EH Bildu ha denunciado: es una propuesta que vuelve a dejar el servicio en manos de las multinacionales de la basura, pero por bastante más dinero. Unos pliegos que perpetúan el modelo que tantos quebraderos de cabeza a dado a la ciudad en los últimos cuatro años.

Cuando faltan 24 días para la celebración de las elecciones municipales el gobierno ha dado el paso irresponsable de aprobar los nuevos pliegos del contrato de limpieza. Es una decisión que va a condicionar al siguiente gobierno municipal, y que, además, no suponen una revisión en profundidad de un modelo ya fracasado.

«Estimamos que el gobierno está dispuesto a pagar unos tres millones de euros más a la empresa adjudicataria. Nos tememos que esto signifique que FCC vuelva a hacerse con el contrato, y por más dinero que hasta ahora», explica el concejal de la formación Aitor Miguel. FCC parte con ventaja en este proceso, ya que controla la maquinaria presente en la licitación.

Resulta dificilmente comprensible que se licite un contrato para la gestión de los residuos, cuando todavía a día de hoy no se ha aprobado y mucho menos debatido el plan director municipal que debe fijar los objetivos de reciclaje. «Estamos construyendo la casa por el tejado en un tema tan estratégico como el reciclaje en una Green Capital. La propia licitación del contrato va a limitar unos objetivos ambiciosos y a la altura de Europa en materia de reciclaje», ha denunciado Miguel.