“Urtaran quiere eliminar las ayudas directas para cambio de ascensores y rehabilitación de viviendas en Vitoria”, desvela el PP

Vitoria-Gasteiz

El PNV quiere que Ensanche 21 deje de dar ayudas a la rehabilitación y funcione como un banco que conceda créditos 

Vitoria debe 3.950.000 en ayudas a la rehabilitación 

11-junio-2020.- El Partido Popular ha desvelado hoy que Gorka Urtaran “quiere eliminar las ayudas directas para rehabilitación de viviendas en Vitoria” que llevan años concediéndose desde Ensanche 21 de forma anual para instalación o cambios de ascensores, mejoras energéticas, obras de consolidación estructural, accesibilidad, inspecciones técnicas, restauración de balcones y miradores o cambios de ventanas. 

En el actual contexto de crisis, el concejal del PP, Miguel Garnica, ha destacado “el potencial del sector de la rehabilitación como motor para crear empleo en un sector muy afectado por la crisis y para reactivar la economía tras el Covid19 y por sus beneficios sociales y económicos. 

Ha anunciado que “apostar de forma decidida por las ayudas a la rehabilitación” será una de las propuestas que el PP defenderá en el grupo de trabajo para un Pacto Económico por Vitoria que hoy tiene su segunda reunión y en ella pedirá que como mínimo se reserven este año 2.000.000 euros para ello. 

“Es clave impulsar en este momento la rehabilitación. Otras ciudades lo están haciendo, pero aquí, en Vitoria, Gorka Urtaran ha decidido justo lo contrario, eliminar las ayudas para cambiar ascensores y rehabilitar viviendas. Esta es una muy mala noticia en este momento de crisis porque la rehabilitación, además de su función social, sirve como motor dinamizador de la economía. Desde el PP le pedimos que rectifique, que deje a un lado gastos superfluos y que apueste por la rehabilitación porque ahora más que nunca es una inversión muy necesaria para activar nuestra ciudad”, ha valorado Garnica. 

“Si Urtaran bloquea ahora las ayudas a la rehabilitación, esa decisión va a tener un impacto muy negativo de forma directa e indirecta en muchos sectores económicos de la ciudad”, ha alertado Garnica, quien ha censurado la “mala gestión económica” y la “falta de rigor” de los últimos años en estas ayudas y ha pedido a Urtaran que busque los recursos para que sigan funcionando como hasta ahora. 

El PP ha destapado que, según recoge el informe anual de las Cuentas de Ensanche 21, “Vitoria tiene pendiente de pago a distintos vitorianos, en este momento, 3.952.000 euros en ayudas a la rehabilitación” que están aún sin abonar quienes las solicitaron. 

El concejal Miguel Garnica ha censurado que “el PNV en todos estos últimos años está poniendo trabas a estas ayudas”. A este respecto, en 2018 el Señor Urtaran quiso reducir las ayudas en un 60%, pasando de 2.500.000 € a 1.000.000 €. Tras ser censurado por toda la oposición tuvo que recular y mantener la cuantía. En 2019 no aprobó convocatoria anual por falta de dinero, con lo que no se concedieron nuevas ayudas. A finales del pasado año, el PP destapó que PNV y PSOE debían 5.000.000 € a 4.000 vitorianos en ayudas solicitadas en los últimos 3 años. 

Este 2020 el Presupuesto anual previsto era de 1,5 millones € pero solo han sido transferidos para ello 280.000 € desde el Ayuntamiento a Ensanche 21. Y, en las fechas en las que estamos, todavía no se ha aprobado la convocatoria de ayudas para este año. 

“De ayudas directas a préstamos con avales hipotecarios” 

A todo ello se suma ahora la reciente intención del Gobierno Urtaran de “cambiar de criterio” respecto a estas ayudas, según ha desvelado hoy el concejal Miguel Garnica. Hasta ahora “estas ayudas eran a fondo perdido pero ahora el PNV quiere convertirlas en créditos”. “En lugar de dar ayudas directas, pretenden transformar Ensanche 21 en una especie de banco que concede créditos con avales hipotecarios”, ha explicado. 

“Ensanche 21 no puede convertirse en un banco, no tiene capacidad, no se lo permiten los estatutos ni la normativa”, ha opinado Garnica, quien ha anunciado que presentará una “enmienda a la totalidad” a esta propuesta y ha señalado que el PP está a la espera de un “informe jurídico” que su grupo solicitó ante las “dudas sobre la viabilidad y legalidad de esos créditos”. 

Mientras que en años precedentes Ensanche 21 se encargó, entre otras cuestiones, de gestionar la expansión de Vitoria a los nuevos barrios o de impulsar infraestructuras de ciudad, en la pasada legislatura se reconvirtió en una “agencia de rehabilitación” con lo que la rehabilitación es, o era, el único objeto de la sociedad.