Una Unidad Móvil que escucha y enseña a escuchar

Artículos de opinión

La autocarabana de los Camilos que recorre España creando escuela

Vicente Luis García Corres (Txenti)

Todos pasamos momentos en la vida con necesidad de ser escuchados, pero a veces no es fácil encontrar alguien que te sepa escuchar. Dónde acudir para ser escuchado tampoco es tarea fácil. Hace años, los sacerdotes, que eran muchos, atendían muchas de estas situaciones. Más tarde los psicólogos tomaron el relevo; hoy, unos, para muchos no son la referencia mejor, y los otros se han ganado la fama de “solucionar” situaciones a pastillazos.

Estas han podido ser algunas de las razones que impulsaron el surgimiento de los “Centros de Escucha”. La autocarfabana de los Camilos financiada por la Obra Social de la Caixa recorre estos días diversas localidades del Norte de España con la idea de ofrecer sus servicios de escucha y formación de muchos voluntarios que ya colaboran en iniciativas similares implantadas o que se pondrán en marcha en breve.

En Vitoria-Gasteiz, donde estarán desde el jueves hasta el domingo,  nació hace 40 años el teléfono de la Esperanza, una iniciativa que atiende aún hoy unas 3000 llamadas al año. “En el año 2010 el Programa Berakah, un proyecto de las parroquias del Casco Viejo de la ciudad, puso en marcha de manera oficial el centro de escucha, una labor que se realizaba desde sus orígenes, 2006, pero que cobró forma y ubicación; primero en la parroquia de Santa María, luego en la iglesia de San Miguel, y hoy en el centro de servicios de Berakah que se llama “Betania”.

UMI

Al frente de la “Unidad Móvil de Atención en Crisis y Duelo San Camilo” se encuentra Valentín Rodil, con quien pudimos hacer la siguiente entrevista antes de su llegada a Vitoria-Gasteiz:

¿Cómo nace esta iniciativa?

La iniciativa de los centros de escucha es de José Carlos Bermejo, religioso Camilo, y lo de la unidad móvil también es idea suya. La Unidad Móvil es un proyecto que supone un brazo extensor del centro de escucha llevándola allí donde es necesario, en el terreno.

umi3

¿Qué formación tiene el personal que la atiende?

Es un proyecto de voluntariado con un profesional responsable del mismo en el que todos están muy formados en duelo y en counselling y en otros aspectos de la relación de ayuda. Muchos han cursado un máster en alguna de estas dos áreas. 

¿Qué casos son los más habituales?

Los casos más habituales son de duelo de todo tipo, sobre todo por muerte. Pero se atiende a todo tipo de crisis vitales provocadas por una pérdida, enfermedad, cuidado de personas que acarrea sufrimiento. Situaciones que son como un nudo en la cuerda de la vida de una persona que tenemos que ayudar a soltar sin forzar. 

¿Existe un denominador común para atender a cualquier persona que esté viviendo una crisis o un duelo?

Aunque cada persona es única, como sabemos, y cada caso es diferente, sí hay formas de acompañar en las que hay acuerdo. Narrar, contar la historia es la mejor forma de establecer hilos entre lo vivido y lo sentido. Pero además de esto, lo importante no es exactamente qué hacemos al escuchar, sino la forma como lo hacemos, las actitudes, o desde dónde lo hacemos… el otro tiene, necesita sentirse escuchado.

¿Este servicio es válido tanto para personas que tengan los hechos recientes, como para quienes sean historias enquistadas?

En tanto en cuanto es un centro es escucha móvil el servicio aborda y acompaña duelos recientes y nudos sin deshacer. Siguiendo con la metáfora de la cuerda y sus nudos, la persona desde una escucha atenta, horizontal, empática y honesta es capaz de meter los dedos en sus nudos a veces viejos, y otros hechos unos encima de los otros. 

umi5

¿Cuál es la primera palabra en vuestros encuentros y acogidas?

“Bienvenido”, “hola”, y palabras similares suelen ser las que solemos pronunciar nada más conocer a alguien. Quizá lo siguiente suele ser que nos hacemos cargo de que no es fácil abrirse delante de alguien y que debe estar atravesando un periodo oscuro.

¿Por qué estáis en Vitoria?

Nos ha invitado a Vitoria-Gasteiz el proyecto Berakah que tiene una vocación de escucha en la exclusión según me hicieron saber, y que quieren aprovecharnos para encontrarnos con sus voluntarios y hablar con ellos de su tarea. También venimos con la idea de ver a personas de los proyectos. De manera que lo que vamos a hacer es dar una pequeña formación a los voluntarios sobre la escucha como modo de deshacer nudos. Esta será el viernes 31  a las 19 horas en el Centro Betania, en la calle las Escuelas. Atenderemos personas de la residencia Ainkarem y el Hogar Belén, y el sábado estaremos en la puerta de Betania escuchando dolientes y voluntarios.

¿Este servicio es «exportable»?

Probablemente el servicio de la UMI es exportable aunque tiene un coste a veces complicado, pero el servicio que hace el centro de escucha es tan exportable que lo están haciendo en Betania ya de hecho desde hace años, y en 22 sitios más de Europa y América. Recientemente hemos estado en La Rioja donde a finales de junio la diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño abrirá el primer centro de escucha en la parroquia de Nuestra Señora, en Logroño, y a la vuelta del verano se prevé reproducir el esquema en otras ciudades cabeceras de comarca. El servicio de escucha en La Rioja estará vinculado a los centros de orientación familiar de la diócesis y proporcionarán ayuda a las personas en situaciones de sufrimiento y soledad, especialmente en casos de duelo prolongado; también pretenden abordar la problemática del suicidio. La atención correrá a cargo de voluntarios y al frente estará el carmelita indio Ajay Nazareth, experto en counselling, que de manera informal ha comenzado ya a ofrecer este servicio en Logroño. Ya se ha realizado un curso intensivo para formar a estos voluntarios con ayuda del Centro de Humanización de la Salud de los Religiosos Camilos. Está prevista la colaboración con varias iniciativas, comenzando por el programa Siempre Acompañados, de la Obra Social La Caixa en colaboración con el Ayuntamiento de Logroño y el Gobierno de la comunidad, para el acompañamiento a domicilio a personas mayores.

umi6

Non solum sed etiam

El arte de escuchar. Otra materia que tendría que incluirse en el diseño curricular junto con vialidad, cultura del reciclaje, o buenas maneras.

Ojalá se “pete” el aforo de Betania este viernes. Qué bueno sería que todos supiésemos escuchar.  Luego estaría los dotados ya para hacer un máster y ofrecerse a escuchar  y sanar en la escucha. Eso es otro nivel.  Pero todos tendríamos que alcanzar el PL1 de la escucha, todos tendríamos que saber alcanzar el nirvana del silencio que permite escuchar, todos ganaríamos si eliminásemos la contaminación acústica de bajo nivel que impide escuchar al que está a tu lado. Todos tendríamos que ser en potencia centros de escucha de primera mano, de urgencias, de servicio 24 horas, … porque nunca sabemos cuándo uno mismo puede llegar a necesitar ser escuchado de verdad.