Un vigilante de seguridad privada es agredido por un paciente en el Hospital Reina Sofía de Tudela

España

CSIF Navarra condena la agresión y vuelve a incidir en que se establezca la vigilancia por parejas, mayor protección y elementos de defensa para el personal de seguridad.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF Navarra, quiere denunciar la agresión sufrida este martes por un vigilante de seguridad del Hospital Reina Sofía de Tudela.

Un paciente, en estado de alteración y habiendo sido localizado por parte del trabajador de seguridad tras un intento de fuga previa, trató de agredir a un familiar, procediendo el vigilante a evitarlo. Es entonces cuando el empleado recibió cuatro puñetazos en la cara por parte del paciente que, finalmente, fue reducido.

El trabajador pasó a ser examinado por el personal sanitario tras los golpes recibidos, procediendo a interponer la correspondiente denuncia de los hechos ante la Policía Foral.

Como ya se puso de manifiesto por parte de este sindicato el pasado mes de marzo, son cada vez más los casos de agresiones a vigilantes de seguridad en distintos servicios, cobrando especial relevancia los realizados en hospitales y centros sanitarios.

Juan Dopazo, el representante del Área de Seguridad Privada en CSIF Navarra, ha querido mostrar «la más enérgica de las condenas y todo el apoyo a nuestro compañero» advirtiendo que es una «situación ampliamente denunciaday solicitando que se establezca la vigilancia por parejas como medida más inminente, así como dotar al sector de la Seguridad de un nuevo reglamento en el que se incluya mayor protección tanto física como jurídica, modificando para ello las leyes que sean necesarias», ha afirmado.