UN QUIETO GORRIÓN

Artículos de opinión

Por Ricardo Campos Urbaneja

Quieto e inamovible,con la inocencia del nacer.Donde hormigas te devoran,y las dejas en ti comer. 


Eres pequeño ser vivo,la fragilidad de un ser.Revélate con tus alas,y hazte, de ese modo valer.


No sabes reaccionar,todavía has de aprender.Pero el verte en peligropor pisadas que no te ven.


Me obligan a recogerte,y limpiarte de ese morder.Recobras la concienciatu volar, es un pretender.


Te falta toda fuerza, no tienes la madurez.Pero en la agitación,te escondes en la pared.


¡Ojalá! Gorrión seas,una alegría para ver.Vistiendo los cielosy cantando al amanecer.


La gloria, tuya es.