Un guardia civil en coma tras sufrir un fuerte empujón en el paso fronterizo de Beni Enzar

España

PolicíaH50 informa que un guardia civil, destinado en el paso fronterizo de Beni Enzar (Melilla), se encuentra en estado grave tras sufrir un fuerte empujón por parte de un inmigrante que pretendía entrar ilegalmente en España. El agente cayó hacia atrás, golpeándose la cabeza contra el suelo. El agresor ha sido detenido.

El fatal incidente tuvo lugar el pasado domingo, sobre las 21 horas. El servicio transcurría con total normalidad, cuando de repente, uno de los inmigrantes franqueó a la carrera el control montado por la Policía Nacional para acceder a territorio nacional de forma irregular.

El guardia civil herido, trató de impedirlo, pero recibió un fuerte empujón que lo hizo caer al suelo, golpeándose fuertemente en la cabeza. Rápidamente, fue trasladado al Hospital Comarcal de Melilla, donde permaneció, hasta hoy, ingresado en coma inducido en la Unidad de Cuidados Intesivos.

Dentro de la gravedad, su estado es estable y ya ha sido trasladado a planta.

El agresor, de origen tunecino, fue detenido acusado de un delito de atentado contra agente de la autoridad y puesto a disposición judicial.

Un nuevo episodio de violencia en la frontera con Marruecos  que evidencia el acuciante estado de vulnerabilidad en el que trabajan nuestros agentes. Algunos parecen más preocupados en las concertinas que en favorecer y proteger a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, hecho que genera un continuo malestar entre sus miembros. Llueve sobre mojado.