Un español se enfrenta a 10 años de prisión por un altercado durante un partido de la NBA

Internacional

La actuación de un ciudadano español durante un partido de la NBAentre los Miami Heat-Chicago Bulls, en la cancha American Airlines Arena, el pasado jueves. La reacción en las redes no se hizo esperar y centenares de mensajes y reacciones inundaron la publicación. Y como era de esperar, se vertieron opiniones para todos los gustos.

Por motivos que se desconocen, el joven español, de vacaciones en Miami, inició una pelea dialéctica en la grada con  una persona del público gritándole: “Valiente mamón de mierda”, “ponte la cara conmigo” o insultos reiterados como “hijo de puta”. Para nada le importó la presencia de la Policía ni los intentos de calma de sus acompañantes.

De hecho, se enfrentó a los agentes cuando le solicitaron de manera reiterada que abandonara el recinto. Tras varios avisos, dos policías se vieron obligados a reducir el joven exaltado, cayendo los tres rodando por el graderío. Afortunadamente no hubo que lamentar lesiones de consideración.A través de una publicación del diario ABC, hemos sabido que se trata de Adrián M.M. de 23 años. En estos momentos se encuentra detenido bajo una fianza de 10.000 dólares para decretar su libertar provisional y presumiblemente no podrá regresar a España como tenía previsto.Se enfrenta a una pena de 10 años de prisión al ser acusado de cuatro delitos por la Policía del Condado de Miami: agresión a un policía, resistencia con violencia hacia un oficial, conducta desordenada y desórdenes por intoxicación.”Esto es un claro ejemplo de alguien que no está cooperando con nuestros agentes. Como se ve en el vídeo, se le dan muchas oportunidades de abandonar el recinto. Todo el mundo se encuentra bien. Nuestros oficiales han recibido pequeñas heridas y arañazos. Como pueden ver, se trata de algo impactante que podría haber sido mucho peor”, explicó Freddie Cruz, el portavoz de la policía de Miami, que además desvela indicó que el exaltado español golpeó con el codo a uno de los dos agentes.Resulta curioso que en Estados Unidos, el hecho de originar desórdenes públicos en situación etílica, resulta un agravante de la pena, mientras que en España, esta circunstancia significaría un atenuante, e incluso en algunas ocasiones, una eximente.

¿En España qué hubiera pasado según la redes? 

Todo el mundo se pregunta qué hubiera pasado si un aficionado origina un altercado de este calibre en un espectáculo deportivo. La mayoría de los comentarios vertidos en la redes por nuestros seguidores aluden a la tibieza de la justicia española en estas situaciones frente a la contundente respuesta judicial en EEUU.

Para muchos, si esta acción se hubiera producido en nuestro país, los medios de comunicación y la opinión pública  hubieran puesto en tela de juicio la acción policial, en lugar de apoyarla. Algunos hablan incluso de “envidia sana”.

El Código Penal contempla penas de prisión de tres meses a un año o multa de seis a dieciocho meses, para los delitos de desobediencia y resistencia; y de seis meses a a tres años de prisión  para el delito de atentado contra agente de autoridad.

Fuente: PolicíaH50