Un empleado se lía a puñetazos con el atracador de una sucursal bancaria en Alicante

Uncategorized
El delincuente que portaba una pistola consiguió llevarse un botín de más de 4.000 euros tras realizar un tiro al aire.

El robo se produjo a primera hora de la mañana, en torno a las 09:30 horas del día de ayer, en la sucursal del Banco Santander ubicada en la plaza Galicia de Alicante.

El ladrón hizo la cola de la caja y cuando le llegó el turno sacó una pistola amenazando a la cajera para que mantuviera la calma y le entregara todo el dinero.

La cajera siguió sus instrucciones y le entregó algo más de 4.000 euros.

Un empleado de mantenimiento de la oficina, se percató de que la pistola no era real, sino detonadora, y se enfrentó al delincuente.

A puñetazos.

El trabajador encargado de las labores de mantenimiento no dudó en hacer frente al asaltante al percatarse de que la pistola era simulada.

Se acercó y se enfrentó con él a  puñetazos. El trabajador recibió un puñetazo en la cara, que le produjo una herida, si bien acto seguido le propinó él varios golpes y patadas al atracador para impedir su huida.

No pudo hacerlo, y el autor del robo finalmente se dio  a la fuga.

Durante el robo, el atracador llegó a disparar al aire para  intimidar a las personas que se encontraban en el  interior de la sucursal bancaria.

Huyó de la céntrica sucursal a pie, no siendo localizado por los indicativos policiales que fueron avisados inmediatamente.

Características.

Se busca al ladrón que llevaba gafas y peluca negra. Es un varón de unos 45 años, de complexión normal y de unos 180 centímetros de estatura.

En el lugar se personaron agentes de la Policía Nacional de las Brigadas de Seguridad Ciudadana, Policía Científica y Policía Judicial, siendo estos últimos los encargados de la investigación de los hechos.

El trabajador que se enfrentó al atracador fue trasladado en ambulancia al hospital para ser atendido.

Fuente PolicíaH50