Tres nuevos expedientes sancionadores abiertos a la empresa de vigilancia PROSEGUR tras las denuncias de CSIF Navarra

España

La Inspección de Trabajo y Seguridad Social procede a la apertura de una sanción grave por la clausula abusiva que añade la empresa a las excedencias voluntarias

Los otros dos expedientes son por la falta de entrega en tiempo y forma de los cuadrantes anuales y de la uniformidad necesaria

Tras la denuncia realizada por el área de Seguridad Privada de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), la Inspección de Trabajo y Seguridad Social ha procedido a la apertura de tres procedimientos sancionadores a la empresa de seguridad PROSEGUR.

Para CSIF Navarra cobra especial relevancia la sanción interpuesta a la empresa por la clausula abusiva que añade PROSEGUR en las excedencias voluntarias. La compañía impone a los vigilantes de seguridad que deciden solicitar dicha excedencia para comenzar su labor en otra empresa con mejores condiciones laborales que, sin permiso de PROSEGUR, no pueden trabajar en otra organización del mismo sector. Dicho requisito supone una infracción grave en materia laboral según la Ley de Infracciones y Sanciones en el Orden Social al incumplir varios artículos del Estatuto de los Trabajadores, así como por el art. 62 del convenio colectivo nacional.

Otro de los expedientes sancionadores abiertos es debido al incumplimiento de entrega del cuadrante anual de 2021 que estipula el convenio del sector en su art. 52. La empresa no ha facilitado dicho documento en los plazos indicados, modificando los mismos constantemente.

Se debe añadir el tercer apercibimiento, esta vez por no entregar la uniformidad que acuerda el convenio nacional de empresas de seguridad en su artículo 23.

Los miembros de CSIF Navarra en el comité de PROSEGUR avisaron a la compañía, en reiteradas ocasiones, de la falta de entrega de la uniformidad y de los cuadrantes anuales en el tiempo que estipula el Convenio Colectivo Nacional. Además, la asesoría jurídica se dio cuenta de la clausula abusiva que imponían a los vigilantes que pedían excedencia, y así lo ha confirmado la Inspección de Trabajo.

Según Juan Dopazo, representante de Seguridad Privada, «con estos hechos se demuestra que los miembros del comité de CSIF fueron elegidos para ser interlocutores de los trabajadores y defender sus derechos, no para disfrutar de ventajas o pelearse por cargos sindicales», ha concluido.