Los actos de bondad se propagan mientras la ONU toma medidas frente al COVID-19

A medida que el brote de coronavirus se extiende a más países, la solidaridad entre personas de todo el mundo también lo hace. Por su parte, la ONU continúa ayudando a los países a contrarrestar el brote y a proteger a los más vulnerables.  A unas 20 o 30 manzanas al sur de la Sede de las Naciones Unidas en Nueva York existe una comunidad de más de 30.000 residentes cuyas vidas cambiaron drásticamente a consecuencia del coronavirus. Todas las instalaciones, incluso los parques infantiles, están cerradas. Como en muchas otras comunidades, el cierre de colegios, de negocios y el distanciamiento social han hecho que el proyecto residencial Stuyvesant Town-Peter Cooper Village se apresure a contrarrestar la amenaza del virus.  Sin embargo, en mitad de la preocupación por las crecientes tensiones entre vecinos en circunstancias frustrantes, los actos de bondad y solidaridad están floreciendo. Uno de […]

Seguir Leyendo