Mientras se donan miles de euros a la RASD, ESAN denuncia la precariedad de la Ertzaintza

«Sin la evaluación de riesgos en el lugar de trabajo, abligato por la Ley 31/1996, muestra que el trabajador está expuesto a un riesgo potencial de que su curepo resulte dañado y que no puede ser eliminado mediante controles técnicos u organizativo, el empresario deberá asegurar que les trabajadores lleven la adecuada protección. Así comienza […]

Seguir Leyendo