Suceso Vitoria: dos detenidos por episodios de violencia de género

Vitoria-Gasteiz

Agentes de Policía Local detuvieron ayer al mediodía en el barrio de Judizmendi a un hombre de 55 años como presunto autor de un delito de violencia de género por amenazar y acosar a su expareja.

Una mujer llamó a las 9:30 de la mañana a la central de policía indicando que su expareja le estaba siguiendo en actitud muy agresiva tras acudir a su vivienda para llevarse los dos perros que compartían. El hombre, que intentó retener a los animales, tuvo que ser atendido en urgencias ante el estado de alteración que presentaba.

La segunda detención se produjo a las 14:15 horas en el barrio de la Coronación. Sobre las 13:30 horas, una menor llamó a la central de policía indicando que sus padres estaban manteniendo una fuerte discusión y que su padre había agredido a su madre. Los agentes se entrevistaron con la pareja y en vista de que era evidente que la mujer había sido agredida detuvieron al hombre de 38 años.

Detenido por quebrantar una orden de protección

Un joven de 18 años fue detenido en el barrio de Adurza  como presunto autor de un delito de quebrantamiento de condena al no respetar la orden de protección que tiene sobre una menor. Los agentes comprobaron que el varón había intentando acercarse a ella y que incluso habían acordado una cita.

Accidentes

Dos personas resultaron heridas ayer en accidentes de tráfico. El primero se produjo a las 11:55 horas en la calle Valladolid donde colisionaron un turismo y una motocicleta. El conductor de la motocicleta, un hombre de 32 años, resultó herido y fue trasladado al Hospital Santiago.

El segundo ocurrió a las 17:53 horas en la calle Portal de Castilla donde un turismo alcanzó por detrás a otro detenido frente a un semáforo. Una de las ocupantes del vehículo alcanzado, una mujer de 42 años, resultó herida y trasladada al Hospital Santiago. Los bomberos colaboraron en el socorro a la víctima de este accidente y limpiaron la calzada con sepiolita.

Policía Local registró ayer 18 denuncias en la sede de Agirrelanda.