SERVICIOS BÁSICOS PARA LOS PUEBLOS ALAVESES El PP acusa a Gobierno Vasco y Diputación de abandonar a la zona rural alavesa en el transporte escolar

Vitoria-Gasteiz

Ana Salazar, Secretaria General de Álava y juntera del grupo Populares Alaveses, revela que el Gobierno Vasco ha firmado un convenio con Bizkaia para transporte escolar pero ignora a Álava. 

El PP de Álava ha presentado esta mañana varias mociones en las que acusa al Gobierno Vasco y a la Diputación Foral de Álava de abandonar a la zona rural alavesa en lo referente al transporte escolar y ha denunciado lo que considera “una grave situación”. 

Declaraciones de Ana Salazar

La Secretaria General de Álava y juntera, Ana Salazar, ha declarado que “desde 2010, en Murguía no hay ningún autobús universitario para acudir a las Universidades de Bizkaia, mientras que antes se podía con el servicio de Altube, pero ahora el Gobierno Vasco y la Diputación no hacen nada para dar servicio a estos chicos de entre 16 y 18 años y sólo les indican que usen el transporte público habitual, el cual no se ajusta a sus necesidades horarias”. 

Para Salazar, la solución pasa por “llegar a un acuerdo y adelantar la salida del autobús 15 minutos antes para, de camino, poder recogerlos”. En este sentido, Salazar ha desvelado un nuevo desprecio hacia Álava por parte de Gobierno Vasco, puesto que “el departamento de Transporte de la Diputación de Bizkaia ha firmado un convenio con el departamento de Educación de Gobierno Vasco para atender a los chicos de la zona rural vizcaína y mientras nosotros sin hacer nada”. “En estos momentos, estos chicos de Murguia, Urkabustaiz y de la zona de Zuya no tienen cómo ir a la Universidad cuando el autobús pasa al lado”, ha sentenciado. 

Lo mismo sucede en Rivabellosa, “en muchas ocasiones esos autobuses de la línea pública habitual vienen llenos de pasajeros y no caben y se quedan sin poder acudir a sus centros educativos”, ha señalado. 

OFICINA DE INFORMACIÓN 

Para la juntera popular, “es una vergüenza lo que estamos viviendo en el territorio de Álava y cómo está tratando el Gobierno del PNV a los alaveses” porque, como ha explicado, “es en Álava donde tenemos más problema que en Bizkaia porque los pueblos son más pequeños y están más dispersos”. 

Con respecto al transporte en la zona rural para los niños y niñas de educación obligatoria, la competencia es de Gobierno Vasco. En este caso, tampoco está cumpliendo su cometido. Salazar ha informado de que “hay muchos niños alaveses que en ocasiones se están quedando sin poder ir al colegio, otros que pasan más de 40 o 50 minutos en el autobús hasta que llegan a su centro escolar como en Rivabellosa con el riesgo que conlleva en la carretera, levantarse muy pronto… Esto provoca que muchas familias opten finalmente por venir a vivir a la ciudad y esto deriva en pueblo vacíos, acrecentando el problema de la despoblación porque no hay unos servicios básicos y claves como el transporte”. 

Según ha apuntado la juntera popular, “al PNV se le llena la boca con palabras como equilibrio territorial, es más, han creado ahora un departamento de reto demográfico. Pero en el fondo no están haciendo nada, no están tomando medidas”. 

Por ejemplo en Rivabellosa, Salazar se ha cuestionado si no sería viable recuperar el servicio de taxi a la demanda o un autobús más pequeño, “pero para el PNV es más cómodo no hace nada”, ha mencionado. 

Salazar ha recordado que “el PP siempre que ha preguntado al PNV por esta situación, siempre recibe la misma respuesta de que están en ello, sin embargo, lo ponemos muy en duda porque no tenemos aún un medio de transporte para ofrecer a nuestros hijos e hijas para ir a colegio y a las universidades de Bilbao”. 

Otros de los problemas es el transporte comarcal, a la demanda dentro del territorio, que se puso en funcionamiento el 1 de julio, tras 4 años de retraso. “Una fecha que coincidió con campaña electoral y lo han puesto mal, no lo han trabajado. Muchos vecinos y vecinas de los pueblos usuarios de este transporte se están quejando. Por ejemplo, han cambiado la línea telefónica para avisar al taxi a la demanda y ahora es una centralita telefónica que a la gente mayor no le convence, ya que están acostumbrados a llamar a su taxi conocido y no tener que hacerlo 24 horas antes”, ha apuntado la procuradora. Además, ha añadido que “los propios taxistas también están en desacuerdo con el nuevo sistema”.