Seberg: In Memory of Jane. Zinemaldi 67 edición

Zinemaldia

Y decían por ahí, con el FBI hemos topado, de eso podríamos hablar largo y tendido.

Quizá sea lo más destacado de una política norteamericana que no admite ninguna otra versión o idea que la preestablecida.

Jane Seberg norteamericana de nacimiento y afincada en Francia, aprende a tener una mete más abierta, una mente europea que la hace tener otro prisma de la vida, de las relaciones interraciales. La película nos muestra la historia de una caza salvaje hacia una mujer que se atreve a romper los esquemas, con valor para desafiar al FBI con su apoyo a los Panteras Negras.

Resultado de imagen de panteras negras jean seberg

Un FBI implacable, constructor de bulos y mentiras, al mismo tiempo que en vez de proteger, desprotege a quien osa desafiar al estamento.

Un agente que se debate entre su dualidad profesional y personal. No es fácil ser un protector de la ciudadanía y al mismo tiempo contribuir a la destrucción precisamente de lo que debes proteger.

Kristen Stewart, que tiene un crecimiento profesional saliéndose de papeles de adolescente y se desmarca por completo de «Crespúsculo», evolucionando hacia papeles más serios, con más introspección hacia si misma. Nos hace sentir la desesperación de convertirse en diana de una agencia gubernamental estadounidense.

Stewart destacaba que lo que más le sorprendió de la protagonista de ‘Al final de la escapada’ era «lo poco que le conoce el publico a nivel personal y eso que es una leyenda. Fue totalmente y violentamente afectada su vida. Y en el transcurso de la misma es lo más interesanteEstar implicada en esto fue impresionanteEra una persona muy viva, muy impulsiva y atrevida. Y esto se le quitó esto al final de su vida. Pero le estaban robando su vida y no pudo ofrecer mucho al final y tuvo que protegerse»

Película recomendable para ver lo que ocurría y ocurre cuando alguien se atreve a ser enteramente libre, y como sea en este caso el FBI o la CIA puede romper cualquier reputación hasta lo más insospechado.

Jane Seberg terminó refugiándose en Francia, jamás volvió a trabajar en EE.UU. Sus últimos momentos de su vida, fueron con tan solo 40 años. Jane despareció durante 10 días, al final de los cuales apareció muerta en su coche.

Otra incógnita más en la historia de los perseguidos en las cazas de brujas particulares del FBI.