Sanidad deniega el derecho a la vitoriana Janire Mora Retuerto a tener una silla eléctrica

Vitoria-Gasteiz

A la joven vitoriana Janire se le ha denegado el derecho a tener su silla eléctrica, alegando que la joven vitoriana no está capacitada para llevarla.

Recordamos que Janire lleva ya más de ocho años utilizando una silla eléctrica que se ha quedado pequeña para seguir llevándola. Obligando a Janire a tener que ir encorvada hacia adelante, además de heridas en los codos y las piernas del roce.

A la familia que se ha movilizado durante todo lo que llevamos de año, con actos benéficos en pro a recaudar el dinero entre 15.000 euros y 18.000 euros para poder comprar la silla.

Janire ha de llevar una silla hecha a medida. Ahora a falta de 6000 euros, Sanidad les deniega ese derecho a la familia de la joven.

Las alegaciones que presentan es que según su criterio «Janire es un peligro» nos comenta la madre Leyre, puesto que en diciembre la joven sufrió una crisis compulsiva.

La carta recibida por la familia Mora-Retuerto

Lo que deberían de indagar y no quedarse en lo meramente superficial es que Janire llevaba 11 años sin ninguna crisis. Y esta fue debida a que la dosis de Depakine era baja. El neurólogo no había subido esa dosis.

Sea como fuere el resultado es siempre el mismo, es la persona más necesitada la que se enfrente a un sistema frío en el que solo es un nombre y un número, sin atender ni visitar a los usuarios de un sistema médico que pagamos todos, incluida la joven.

Janire Mora Retuerto

Vivimos en un mundo donde el «no» es más fácil de otorgar que molestarse en verificar los dados y los porqués de muchas situaciones.

Desde esta redacción en la que hemos llevado de cerca el caso Janire y conocemos a la joven, mostramos nuestra solidaridad y apoyo ante un sistema carente de humanidad, en el que 6000 euros son más valiosos que el bienestar de una joven y recordemos que su estado también se debe a una negligencia médica a su madre durante su gestación.