RULLI NOS ACERCA A LOS CUARTOS DE FINAL

Artículos de opinión Euskadi

Resiste y vencerás. Nuestra Real Sociedad ha tirado esta noche de oficio apelando a un memorable Gero Rulli y a un excelente trabajo defensivo, para arañar un valioso 0-0 ante el Betis en el estadio Benito Villamarín lo cual nos sirve para alimentar nuestro sueño de clasificarnos para los cuartos de final de la Copa del Rey 2019. 


A pesar de estar a merced del equipo bético durante gran parte de la contienda, la Real ha sabido desempeñar el rol exigido por Imanol Alguacil que planteó un encuentro con numerosas rotaciones en la parcela ofensiva, pero manteniendo la columna vertebral en la zaga, con la clara intención de extraer petróleo a través del orden y el sacrificio.

Debo reconocer que recelaba de dicha estrategia, pero la apuesta del oriotarra ha resultado provechosa, ya que aunque la Real no ha conseguido marcar ningún gol a domicilio (lo cual siempre es un hándicap en una eliminatoria a doble partido), sí ha logrado cumplimentar dos objetivos principales:

a) Trasladar el desenlace de la eliminatoria a Anoeta para la próxima semana, de tal modo que a la Real le será suficiente con derrotar al Betis por cualquier resultado para avanzar a la siguiente ronda.
b) Dar descanso a muchos de los pesos pesados del equipo (Willian José, Illarramendi, Januzaj, Merino…), que o bien no han estado en el césped, o bien han disputado unos escasos minutos, lo cual a priori, nos da más garantías para preparar el trascendental encuentro ante el Espanyol del próximo lunes.

De todos modos, aunque el croquis hoy ha tenido un diseño productivo, creo sinceramente que en el partido de vuelta, la Real deberá recurrir a los mejores colores de su acuarela, si quiere seguir viva en esta competición, ya que no podemos pretender que Rulli se reencarne siempre en Viriato. 
El Benito Villamarín nos ha recibido con una floja entrada y una temperatura de apenas 10 grados.

Imanol formó un bloque sólido en defensa y excesivamente revolucionario en ataque. Rulli siguió en la portería, con Theo y Zaldua de laterales, y Llorente y Le Normand como centrales. En la media doble pivote formado por Zurutuza y Zubeldia, con Oyarzábal y Sangalli de enganches, y Juanmi y Bautista arriba, aunque el malagueño tendiendo hacia la banda. 
Quique Setién por su parte, apenas hizo cambios de su once tipo, con los Canales, Joaquín, Lo Celso, Sanabria, Carvalho….. formando de la partida.

Nada más comenzar la contienda, la Real tuvo una clara ocasión con una internada de un bravísimo Luca Sangalli en el área rival, y un disparo que rechazó un defensa del Betis. Fue un espejismo, ya que enseguida, el Betis tomaría las riendas del choque, y la Real se parapetó atrás, con la única finalidad de mantener su portería a cero. 
La Real carecía de creación con unos desesperantes Zubeldia y Zurutuza que perdieron infinidad de balones, con los llaneros solitarios Juanmi y Bautista, y con un anárquico y ausente Theo , al que auguro constantes suplencias en esta nueva etapa.

Afortunadamente la inconmensurable figura de Rulli acudiría una y otra vez a nuestro rescate, sin olvidarme de Diego Llorente al que apenas solemos destacar, pero que sin duda se ha convertido en el “kaiser” de nuestra retaguardia, con elegantes anticipaciones a los delanteros rivales. Zaldúa y Le Normand tampoco desentonaron, formando también un cerrojo inexpugnable aunque el central francés cedería su testigo a Héctor Moreno posteriormente.

De este primer tiempo, destacamos especialmente las siguientes ocasiones verdiblancas:
– Un gol anulado a Sanabria por claro fuero de juego en el minuto 22.
– Un trallazo de Joaquín que repelió la cruceta en el minuto 28
– Un paradón de Rulli en el minuto 44 tras disparo de Guardado.

Poco cambió el decorado en el segundo acto. Incluso hay que decir que el atosigamiento de los de Heliópolis fue aún mayor, llegando en oleadas, multiplicándose sus oportunidades, y engrandeciéndose aún más la leyenda de un épico Gero Rulli, que en este 2019 se ha convertido en el inesperado estandarte de la Real, dentro y fuera del césped (hay que valorar también sus twitts en defensa de la honra de la Real en esta semana de pus cavernario). 
Impresionó su vuelo en el minuto 62, para rechazar un disparo de Lo Celso, o su despeje con el pie cual habilidoso guardameta de balonmano, impidiendo que Tello le fusilara en un mano a mano en la recta final.

A pesar del sufrimiento con el que viví el encuentro, era tal el estado de gracia de Rulli que estaba convencido de que no iba a encajar un solo gol. 180 minutos en el Bernabeú y en el Villamarín, y nadie ha sido capaz de batir a un Rulli que hasta desde el punto de vista gesticular parece haber madurado. 
Ahora mismo, debo confesar que a mi juicio, Rulli debe ser el portero titular de la Real tanto en Liga como en Copa, porque se encuentra “on fire”.

Del minuto 70 al 85, la Real tuvo sus únicos minutos de pequeña inspiración. Merino dio más empaque a la media, y Januzaj a pesar de su presencia testimonial también ofreció algo de chispa y protagonismo. 
En el minuto 74, Juanmi se quedó solo ante Joel, pero no lo supo aprovechar repeliendo el meta su chut. El delantero malagueño sigue sin responder cuando se le da la oportunidad como titular.

Tras un exiguo descuento de dos minutos concedido por Jaime Latre que cuajó un correcto arbitraje sin deslizarse por los aspavientos de algunos jugadores béticos, finalizaba el choque con un 0-0 que quizás no haga justicia al dominio bético, pero que premia la capacidad de resistencia de una infatigable Real. 
El 2019 sigue sonriendo a una Real que ganó en liga en el Bernabéu, y hoy ha logrado un empate en el siempre complejo Benito Villamarín, para seguir sosteniendo su reto copero.

Ahora llega el momento de Anoeta. Los encuentros ante Espanyol y Betis de los días 14 y 17 de enero, medirán la temperatura real de progresión de una Real que necesita aprobar la asignatura esencial que sigue pendiente: hacer que su casa sea un fortín.

Lejos de Donosti, la Real sabe sobrevivir bien sea recurriendo a su pegada o como hoy a su oficio, pero si queremos dar un salto de calidad, necesitamos reinventarnos para que el sonido ambiental de nuestra nueva guarida, resuene también con fuerza en el terreno de juego en forma de juego y de goles.

Sólo así podremos aspirar a algo más que la tranquilidad en la liga, y a superar el escollo del Betis siguiendo adelante con una aventura copera, que hoy nos ha deparado un episodio de extrañas sensaciones, pero con la satisfacción final de que la clasificación para los cuartos de final se decidirá en nuestra morada.
Larga vida al renacido Rulli y aupa Real !!!

Puntuación de los jugadores (de 0 a 10)

Rulli 10
Zaldua 8
Llorente 9
Le Normand 8
Theo 3
Zubeldia 3
Zurutuza 3
Oyarzábal 5
Sangalli 5
Juanmi 3
Bautista 4
Merino 6
Héctor Moreno 6
Januzaj (sólo unos minutos)

Clasificación general tras 18 partidos de Liga y 3 de Copa. 
Oyarzábal 108
Héctor Moreno 104
Zubeldia 99
Aritz Elustondo 97
Illarramendi 95
Zurutuza 90
Zaldúa 81
Juanmi 76
Willian José 75
Theo 75
Diego Llorente 73
Moyá 68
Mikel Merino 68
Januzaj 61
Rubén Pardo 58
Rulli 54
Sandro 44
Bautista 40
Sangalli 40
Le Normand 38
Gorosabel 22
Kevin 20
Raúl Navas 20
Muñoz 11