Recomendaciones de la Ertzaintza para evitar robos en domicilios durante las próximas fiestas

Euskadi

Ante la proximidad de las celebraciones navideñas, desde la Ertzaintza se recomiendan una serie de medidas para evitar los robos en las viviendas. Con esta iniciativa, donde se aportan unas sencillas pautas de actuación, se puede dificultar seriamente la comisión de los robos, así como implicar a los vecinos en la prevención de este delito.

Prevención

1.- En caso de observar a personas sospechosas dentro o merodeando en las inmediaciones de la comunidad vecinal, es conveniente avisar a la Ertzaintza a través del teléfono de SOS-Deiak 112.

2.-Si se detectan marcadores de plástico, un hilo de pegamento, señales u otros indicios colocados en las puertas de acceso a las viviendas, hay que dar aviso a la Ertzaintza o a la Policía Local, sin tocar nada. Este tipo de acciones lo suelen utilizar los grupos de ladrones organizados para detectar qué casas se encuentran vacías y en qué momento.

3.- Asegurarse de cerrar siempre con llave la cerradura de acceso al domicilio, incluso cuando estamos dentro y sobre todo por la noche. Cerrar siempre la puerta con vuelta de llave, aunque solamente nos ausentemos unos minutos. Cerrada solo con el golpete, pueden desbloquear el cierre sin dañar el mecanismo. Tratar de dar en todo momento apariencia de vivienda habitada.

4.- Mantener y velar por los sistemas de seguridad propios y comunitarios, manteniendo cerrada la puerta del portal.

5.- Es conveniente instalar sistemas de seguridad como cerraduras anti-bumping o anti-taladro o escudos de seguridad que eviten las fracturas. Existen mirillas con sistema de captura de imágenes y porteros automáticos con sistema de videograbación.

6.- Contestar siempre al portero automático cuando se está en casa. Puede ser el paso previo al robo, muchos ladrones verifican la presencia de personas realizando llamadas reiteradas mientras sus cómplices escuchan por la puerta si hay movimiento en la vivienda.

7.- Si existen andamios anexos al inmueble, cerrar bien las ventanas y persianas. Se puede solicitar a las empresas instaladoras la colocación de sistemas de seguridad en los mismos.

En chalets y viviendas bajas es conveniente que adopten también otra serie de medidas de seguridad para prevenir este tipo de robos, tales como:

8.- Colocar rejas en aquellas ventanas de fácil acceso desde el exterior. No deje entre las barras una separación mayor a 12 cm.

9.- No olvide que los balcones, aleros, salientes de muros, tuberías, etc., pueden ser trepados con relativa facilidad por los delincuentes. Preste más atención a las ventanas o terrazas próximas a estos puntos.

10.- Adopte medidas o instale dispositivos electrónicos de autoprotección y captura de imágenes en todo tipo de condiciones, incluso en total oscuridad, en la vivienda.

11.- Atención a la puerta de la azotea y a la del garaje, si su casa comunica directamente con el aparcamiento.

12.- En caso de sufrir un robo, no tocar nada ni ordenar la vivienda, y llamar de inmediato a la Ertzaintza.

13.- En caso de encontrarse con los ladrones dentro de casa hay que evitar la confrontación y si es posible, tomar imágenes para facilitar su identificación posterior. Luego, llame inmediatamente a la Ertzaintza -112-. 

Colaboración ciudadana

La Ertzaintza solicita la colaboración de la ciudadanía, avisando al teléfono 112, ante la presencia de vehículos o personas sospechosas que puedan estar controlando los movimientos de los vecinos en pisos o casas.

Sería importante, en la medida de lo posible, que los ciudadanos indiquen a la policía las características físicas de estas personas y, si se desplazan en algún vehículo, anoten la matrícula, marca y modelo del mismo y lo comuniquen cuando llamen al 112 o a la Ertzaintza.

La ciudadanía también puede enviar la información de que disponga utilizando la APP de la Ertzaintza, que permite la comunicación con la institución policial mediante llamada telefónica, SMS, correo electrónico o WhatsApp.

Es muy importante que los ciudadanos no duden en llamar, ya que es mejor comprobar una falsa alarma, que no verificar más tarde la comisión de un robo en nuestro domicilio.