PSE-EE insta a que el Ayuntamiento de Hondarribia se coloque «a la cabeza» de la recuperación del empleo local impulsando la contratación pública

Euskadi

  IOSU ÁLVAREZ reclama que el gobierno local del PNV contrate a los diez vigilantes de aparcamientos y de la OTA previstos para este verano.

 El portavoz socialista propone la contratación de personal temporal que informe sobre las medidas sanitarias y recomendaciones de uso de la playa.

     El grupo municipal del PSE-EE de Hondarribia ha reclamado al gobierno local que, continúe con los criterios de años anteriores, y que se contrate para la temporada de verano 2020 a diez vigilantes de aparcamiento y de la OTA. Una medida que ya estaba prevista en el presupuesto municipal con una partida económica para la contratación de personal para trabajos de vigilancia de aparcamientos y de OTA.

      También ha pedido que aumente la plantilla de personal temporal, “el número según las necesidades”, cuyo cometido sería el de informar a la población y a los futuros turistas, que acudan a la playa, sobre las medidas sanitarias y recomendaciones del uso de este espacio en condiciones de seguridad y prevención para evitar aglomeraciones y posteriores contagios de la Covid-19. Una labor que es “esencial”, ha dicho.

     En un comunicado, el portavoz socialista, Iosu Álvarez, ha señalado que es “imprescindible” seguir con la contratación pública de personal como medida para estimular la economía y el empleo del municipio. A su juicio, el fomento del empleo debería de ser un criterio “prioritario” en la estrategia del ayuntamiento de Hondarribia para salir de la situación de crisis económica tras la pandemia del coronavirus y defiende que los consistorios deben de “colocarse a la cabeza” de la recuperación del empleo.

     Álvarez también ha explicado que el ayuntamiento de Hondarribia tiene el compromiso de trabajar para adaptar nuestra playa a las recomendaciones realizadas por las autoridades sanitarias para un “uso seguro” de estos espacios. Por eso, consideramos que es importante que, dentro de las actuaciones para gestionar las medidas de seguridad para evitar contagios y cumplir aquello que marcan las autoridades sanitarias, se contrate a personal que informe y traslade a los usuarios los accesos a la playa, ordenando las salidas y entradas, así como el mantenimiento de la distancia social de 1,5 metros de seguridad entre las personas tanto en la arena como en el agua, además de recordar la necesidad de cumplir con las medidas de higiene personal preceptivas en estos espacios.