PSE-EE de Hondarribia pide la reactivación de la obra pública para hacer frente a la crisis económica y social ante la crisis por la COVID-19

Euskadi

  IOSU ÁLVAREZ: “Los 52 millones de euros de remanente de tesorería nos facilita movilizar dinero público para no hacer recortes, incrementar las inversiones, impulsar un paquete de ayudas y crear un colchón de 550.000 euros para responder a las necesidades que vayan surgiendo”

El portavoz municipal del PSE-EE Hondarribia, IOSU ÁLVAREZ, propuso ayer en el Pleno una modificación de crédito de 9.460.000 euros para acciones sociales y medidas frente a la COVID-19 dentro de las partidas de inversión, que finalmente no obtuvo el respaldo de la corporación. En su intervención ha detallado que el planteamiento presentado por los socialistas, en un documento titulado “Anteponemos las políticas de cohesión a las políticas de erosión. Para que nadie quede atrás”, lo conforman 18 actuaciones aumentando en 550.000 euros la partida prevista por el ayuntamiento que asciende a 1.100.000 euros para hacer frente a las ayudas económicas y sociales.

En su intervención, ha dicho que el parón económico derivado de la crisis sanitaria provocado por el coronavirus ha ocasionado una merma de ingresos vía tasas e impuestos en todas las instituciones y también en el Ayuntamiento de Hondarribia. Sin embargo, ha solicitado que se ejecute el presupuesto y que se amplíen partidas para blindar la política social y la promoción económica dado que el consistorio cuenta con un remanente de tesorería de 52 millones de euros.

Para Álvarez, de la misma forma que desde las instituciones se ha hecho todo lo posible para proteger la salud, tenemos que apoyar nuestra economía y para ello, ha hecho un llamamiento para que el Ayuntamiento de Hondarribia movilice el dinero público. “Gracias al remanente de tesorería podemos ayudar y lo debemos hacer”, ha dicho.

A su juicio, no caben recortes en el presupuesto municipal y “nos parece positivo” que el gobierno municipal no vaya a aplicarlos, y que la partida de 1.115.000  sea vía ampliación de gasto en base al 5% del presupuesto del 2020  con el fin de paliar  los efectos económicos y sociales de la COVID-19 en las familias y sectores como el comercio y la hostelería, que necesitan de nuestro apoyo.

También está de acuerdo con la partida de 1.100.000 euros para hacer frente a las ayudas. Sin embargo, considera que este es “sólo el comienzo” y que no debe ser un “paquete único”. A medida que atravesemos esta crisis hacia la recuperación económica, reclama al gobierno municipal que ajuste su respuesta y para ello, pide una partida de 550.000 euros más, “un colchón”, para ir respondiendo a las necesidades que vayan surgiendo.

“Hay que reforzar las ayudas dirigidas a los colectivos que están en una situación de vulnerabilidad y atender a la infancia. Además, hay que fortalecer las políticas orientadas a crear empleo, además de consolidar la economía, mejorar la movilidad, impulsar la rehabilitación de la vivienda para realizar proyectos de mejora en las zonas como Mendelu, Kosta, Parte Vieja y finalizar las obras del Ayuntamiento. De esta forma, promoveremos la obra pública convirtiendo la construcción en un sector refugio frente a la crisis”.

Entre las propuestas, Álvarez ha destacado que, como una primera actuación, hay que reforzar la plantilla del ayuntamiento con una partida de 150.000 euros para hacer frente a las necesidades motivadas por la crisis y poder desarrollar las iniciativas, sin retrasos, que pondrá en marcha el consistorio dando respuesta a las solicitudes que lleguen.

Asimismo, propone ayudas a las empresas que han cerrado como consecuencia del coronavirus y también a los autónomos que, o han cerrado sus empresas o su volumen de negocio no llega al 50% mediante una línea de ayuda que asciende a 1.115.000 euros. También, apuesta por diseñar programas especiales de empleo para parados de larga duración con una partida de 150.000 euros.

Por una parte, ha planteado la creación de una línea de ayudas con una partida de 15.000 euros para la conciliación familiar, para aquellas familias que hayan tenido que reducir su jornada laboral para el cuidado y atención de los menores a su cargo o para la contratación de personal para su atención. Álvarez ha puesto el “foco” en una realidad que se da en el ámbito privado, pero que merece una atención pública y es la de impulsar propuestas para favorecer la conciliación.

Por otra parte, el portavoz socialista también ha reclamado un mayor apoyo e impulso a los sectores locales de comercio y hostelería para reforzar el consumo con una campaña de bonos para la promoción del comercio, que se haga extensivo a la hostelería local, con una partida de 330.000 euros. También pide establecer una ayuda para compra de material escolar y de material informático por un importe de 75.000 euros para ser utilizado en las tiendas de Hondarribia.

También, plantea un estudio “inicial” para la colocación de un ascensor en Madalen Karrika ya que está habiendo bastantes accidentes y una escalera mecánica de tramos para de aquellas personas con problemas de movilidad con una partida de 15.000 euros. Además, propone un estudio “inicial” de los proyectos para viviendas en Tudelenea y Damarri con una partida de 100.000 euros, así como el impulso de un reglamento con dotación presupuestaria para ayuda al alquiler que ascendería a 100.000 euros.

Por último, pide 100.000 euros para hacer frente a los gastos que los protocolos sanitarios requieren por la nueva normativa y una partida de 100.000 euros para la compra de mascarillas. También reclama una exención del 95% de la ocupación de vía pública para las terrazas de bares, restaurantes y comercios para este año y establecer una regulación para los próximos, así como programas especiales de refuerzo de euskera (15.000 euros) y refuerzo de la Musika Eskola (50.0000 euros).