PP Vitoria acude al Ararteko para que intervenga ante la “inseguridad del BEi de Urtara

Vitoria-Gasteiz

 El Partido Popular de Vitoria-Gasteiz le entrega un informe en el que le pide que,  como Defensor del Pueblo, “atienda las quejas vecinales por la falta de seguridad” y  pida al Gobierno municipal “soluciones urgentes” ante “11 problemas de seguridad”  

– “Es evidente lo peligroso que es el trazado del BEi, llevamos meses alertando de ello.  En lo que va de año se han producido 204 accidentes de tráfico. Pero el Gobierno de  PNV y PSOE siguen negando la realidad. Por eso, hoy, desde el Partido Popular le  pedimos al Ararteko que actúe cuanto antes y exija a Urtaran soluciones urgentes para  que en Vitoria volvamos a tener unas calles seguras”, ha anunciado la portavoz de PP  Vitoria, Leticia Comerón  

El Partido Popular de Vitoria-Gasteiz ha dado hoy un paso más y ha  acudido esta mañana a la Oficina del Ararteko, situada en la calle Prado de la capital  alavesa, para pedirle que, como Defensor del Pueblo, “actúe” cuanto antes ante la  “inseguridad del trazado del BEI de Urtaran y los peligros que supone” y ante la “negativa”  del Gobierno del PNV y PSOE a actuar frente a las “quejas” de los vitorianos.  

“Es evidente lo peligroso que es el trazado del BEi, llevamos meses alertando de ello. En  lo que va de año se han producido 204 accidentes de tráfico. Pero el Gobierno de PNV y  PSOE siguen negando la realidad. Por eso, hoy, desde el Partido Popular le pedimos al  Ararteko que actúe cuanto antes y exija a Urtaran soluciones urgentes para que en Vitoria  volvamos a tener unas calles seguras”, ha anunciado la portavoz, Leticia Comerón.  

Comerón, junto a los concejales Ainhoa Domaica y Alfredo Iturricha, han hecho entrega de  un informe al Ararteko en el que el recogen “11 problemas de seguridad” en el trazado del  BEi para peatones, ciclistas y conductores enmarcados en “3 grandes bloques”.  

1/ Supresión de 81 pasos de cebra. En el documento entregado al Ararteko, el PP de  Vitoria argumenta que “el BEi ha quitado la preferencia peatonal en su recorrido” y, como  consecuencia de ello, “han eliminado 81 pasos de cebra”, dejando ahora en algunos casos  unas “pastillas verdes en el suelo inventadas” y que son “un peligro ante colegios y centros  de mayores”, así como para “personas invidentes”. De hecho, la falta de pasos de cebra  ha generado quejas de invidentes cuyos perros guías se despistan al no ver las franjas  blancas sobre el suelo, así como de personas con baja visión, ambos han advertido de las  dificultades para cruzar las calles del BEi. En este bloque, el PP también ha recogido en su  documento “pasos peatonales irregulares”, así como “aceras que no cumplen la Ley de  Accesibilidad en la anchura mínima exigida”. 

2/ Señalización inventada, fuera del Código de Circulación, y confusa. El PP recoge  en este punto la confusión que generan nuevas “marcas verdes inventadas” en el suelo, el  “rótulo de Tuvisa” en vía pública y en señalización vertical “que no es reconocible para  todo el mundo”, así como “señalización superpuesta”, “contradictoria” entre sí, y el colmo,  los nuevos “carriles bici peatonales”.  

3/ Peligrosidad. En el último apartado del informe, el PP advierte de la “peligrosidad” en  tramos en que “los vehículos tienen que ir en dirección contraria” al autobús o en  incorporaciones directamente a carril del BEi, así como “rotondas peligrosas” con la  novedad de tener que “ceder a la derecha” en algunas de ellas.  

El PP, que está recogiendo firmas en la calle y de forma digital para exigir “soluciones” a la  inseguridad del BEi de Urtaran, está comprobando de primera mano una “respuesta  abrumadora” de los vitorianos que “están reclamando soluciones a estos despropósitos”  por el “peligro” que supone.  

Por ello, el PP ha elevado hoy el asunto al Ararteko al que le insta mediante este escrito a  que tome medidas y pida al Gobierno de PNV y PSOE que “garantice la seguridad en el  trazado” y corrija las numerosas deficiencias.  

El PP de Vitoria subraya que “este autobús carísimo, el más caro del mundo, que nadie  había pedido, y que cuesta 76 millones de euros, nos ha destrozado la ciudad, 560 árboles  talados y 1.000 aparcamientos eliminados”, y “está generando problemas de seguridad  donde nos los había”: “sin pasos de cebra, con señales inventadas y cruces muy  peligrosos”, habiéndose convertido ya en el “principal problema de Vitoria”.