Políticas Sociales habilitará en la residencia de San Prudencio una vivienda comunitaria para 25 personas y dispondrá de 11 plazas en el centro de día y 10 en el de respiro de fin de semana

Vitoria-Gasteiz

Los nuevos recursos municipales llegarán en 2021 gracias al acuerdo alcanzado por el Ayuntamiento y la Diputación Foral de Alava para el trasvase de competencias

Declaraciones de Jon Armentia

El Ayuntamiento y la Diputación Foral de Alava han alcanzado un acuerdo para el trasvase de las competencias todavía pendientes en materia de servicios sociales. Así lo ha anunciado hoy Jon Armentia, concejal de Políticas Sociales, Personas Mayores e Infancia, en la comisión municipal en la que ha respondido a los grupos políticos sobre cuestiones relacionadas con el llamado Decreto Cartera de prestaciones y servicios.

El pacto cerrado por ambas instituciones hará posible que los servicios sociales municipales habiliten en la residencia municipal (CIAM) de San Prudencio una vivienda comunitaria para 25 residentes y además dispongan de 11 plazas en el centro de día y otras 10 en el servicio de respiro de fin de semana del mismo recurso.

“El acuerdo es muy positivo porque nos permitirá generar nuevas plazas en servicios de atención para un sector de la población muy importante para nosotros como es el de las personas mayores, con la consiguiente reducción de las listas de espera”, ha asegurado Armentia.

Para hacer posible estos planes, la tercera planta del CIAM San Prudencio se reconvertirá en vivienda comunitaria municipal para personas con dependencia grado 1, con 25 plazas, reubicando a las personas que residen actualmente en esta planta en otras plazas disponibles en la residencia.

No habrá traslados de residentes porque la Diputación conveniará con el Ayuntamiento las 75 plazas que actualmente tiene ocupadas en el edificio de la calle Francia y que gestiona el consistorio vitoriano.

Por su parte, el Centro de Día San Prudencio pasará a ser un recurso mixto con plazas forales y municipales, de tal manera que las 11 plazas libres no convenidas con la Diputación – de las 40 existentes- y las que se vayan liberando posteriormente se asignarán con inmediatez a personas mayores destinatarias de los servicios de atención diurna municipales.

A este respecto, Jon Armentia ha adelantado que “este nuevo servicio de atención diurna municipal lo destinaremos a personas mayores con deterioro cognitivo o demencias, necesidad que nos habían manifestado colectivos que atienden a personas con ese perfil”.

En cuanto al Centro de Día de Respiro para fin de semana ubicado también en el CIAM San Prudencio, el Ayuntamiento dispondrá de 10 de sus 40 plazas. Las otras 30 se conveniarán con la entidad foral.

La intención del departamento de Políticas Sociales, Personas Mayores e Infancia es que todos estos servicios estén disponibles casi de manera inmediata, a lo largo de los primeros meses de 2021.

SAD y exclusión social

El nuevo convenio marco de cooperación también tendrá consecuencias en la gestión de otros recursos. En este sentido, el pacto interinstitucional implica que el 1 de enero de 2022 el Ayuntamiento asumirá la gestión completa del Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD).

Asimismo, la Diputación pagará a la institución municipal 360.000 € en 2021 “como contraprestación económica por los servicios que prestamos en exclusión social que son de competencia foral pero que por ahora Diputación no puede llevar a cabo por no disponer todavía de los recursos de atención necesarios”, ha explicado Jon Armentia.

Contenido del acuerdo

Servicios de competencia foral:

  • Centro residencial para personas mayores con dependencia, centro de día y servicio de respiro en el CIAM San Prudencio

Actualmente la Diputación Foral, a través del Instituto Foral de Bienestar Social (IFBS), tiene ocupadas 75 plazas residenciales, y 29 plazas de centro de día, y no derivará a más personas usuarias. Sin embargo, mantendrá a las actuales personas dependientes que ya residen allí, y no serán trasladadas a otros recursos. Los espacios que queden libres posibilitarán que el Ayuntamiento pueda reconvertirlos en diferentes recursos municipales. Por su parte, el IFBS mantendrá, como hasta ahora, las 30 plazas en el centro de día de fin de semana para respiro.

Ambas instituciones acuerdan caminar de forma progresiva hacia el cese del modelo residencial y de centro de día foral en el CIAM San Prudencio.

  • Servicios y prestaciones en el ámbito de la exclusión social

El Ayuntamiento seguirá atendiendo a personas en situación de exclusión social cuya atención pudiera corresponder al ámbito competencial foral, por lo que recibirá de la Diputación Foral de Alava una compensación económica de 360.00€ en 2021. Asimismo, derivará al servicio foral de valoración de la exclusión a aquellas personas que esté atendiendo con mayor continuidad en sus servicios. Al mismo tiempo, se acuerda realizar un trabajo conjunto entre las dos instituciones con el objeto de proporcionar asistencia y fomentar la cooperación.

  • Servicio de coordinación a Urgencias Sociales

Las dos instituciones acuerdan la creación de una mesa técnica para estudiar este servicio. El Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz dispone en la actualidad de un Servicio Municipal de Urgencias Sociales y la Diputación foral aporta mediante convenio de colaboración el 50% del coste del servicio hasta un máximo de 247.443,00 euros.

Servicios de competencia municipal:

  • Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD)

La gestión completa del Servicio de Ayuda a Domicilio será asumida por el Ayuntamiento de Vitoria‑Gasteiz con fecha 1 de enero de 2022, dado el volumen de las personas usuarias del Servicio de Ayuda a Domicilio atendidas por la Diputación Foral de Álava y la complejidad de la contratación pública. Por ello se acuerda un periodo transitorio de un año para resolver todas las cuestiones relativas al trasvase de los expedientes individuales y al expediente de contratación. Entretanto, a partir del 1 de enero de 2021, se paralizará el procedimiento para la atención y derivación desde el IFBS al Ayuntamiento de personas con valoración de dependencia en grado 1 y con propuesta de SAD como único servicio en el programa individual de atención, hasta la asunción por el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz del SAD en su integridad.

Dada la envergadura de este proceso transferencial, ambas instituciones acuerdan un periodo transitorio hasta 31 de diciembre de 2024. El convenio tendrá efecto desde el 1 de enero de 2021 hasta el 31 de diciembre de 2024, y las partes firmantes podrán acordar su prórroga por un periodo de hasta cuatro años.