Podemos Vitoria propone la elaboración de un protocolo de prevención y gestión de residuos en los centros dependientes de los institutos forales de Bienestar Social y de la Juventud

Vitoria-Gasteiz

Los residuos biopeligrosos o elementos como pañales y compresas se generan en un volumen importante y no existe ningún protocolo que marque cómo han de reciclarse. • A los residuos orgánicos hay que sumar además, la gran cantidad de envases, vidrio, cartón y otros elementos como tóners y bombillas, que también han de reciclarse siguiendo las pautas exigibles.

El Plan de Prevención y Gestión de Residuos Urbanos de Araba-Álava 2017-2030, que se presentará próximamente en Comisión, incide especialmente en la prevención a la hora de generar residuos y en su clasificación en origen. Si a esto añadimos que la Ley General de Protección del Medio Ambiente del País Vasco, obliga a elaborar un sistema de gestión de residuos bien configurado, PODEMOS en Juntas Generales de Álava, considera prioritaria la elaboración de un protocolo concreto para gestionar todos los residuos que se generan tanto en los centros dependientes del IFBS, como en el Instituto Foral de la Juventud. En el caso del vidrio y el papel, cada residencia y centro dependiente de la DFA gestiona su reciclaje en función de los servicios de recogida existentes en el municipio o Cuadrilla en el que se ubique. En opinión de Itxaso Roldán, Juntera de PODEMOS, “a pesar de que la legislación vasca y europea es clara en este sentido, es necesario unificar criterios en base a unas pautas de obligado cumplimiento, con el objetivo de que la gestión de los todos los residuos sea una tarea fácil para las personas trabajadoras de estos centros”.

Declaraciones de Itxaso Roldán

El cuidado y el respeto al Medio Ambiente es prioritario para la formación morada, y por ello, “dejar pasar más tiempo sin un protocolo de actuación en estos casos concretos, supone seguir contaminando el territorio, cuando se puede llevar a cabo esta labor siempre que se cuente para ello con los recursos económicos, materiales y humanos necesarios”, apunta Itxaso Roldán. PODEMOS solicitará próximamente en el Pleno de Juntas Generales que la DFA se comprometa a elaborar este protocolo en un plazo máximo de tres meses, “tiempo más que suficiente para presentar un documento que indique cómo prevenir y separar en origen para optimizar una más que necesaria gestión de todos estos residuos”.