Penas de cárcel por denuncias falsas de violencia de género

España

El Tribunal Supremo ha impuesto una pena de cárcel para una mujer que presentó una denuncia falsa.

Sustituyó la primera condena, que consistía en una multa, por otra de un año y medio de prisión más la multa.

Esta primera condena la impuso la Audiencia Provincial de Madrid por una denuncia falsa.

La sentencia del Tribunal Supremo se basa en los supuestos en los que se ratifica la denuncia en un juicio.

Tribunal Supremo de España. Foto Wikipedia.

Por lo que se debe condenar por un delito de falso testimonio y no por una denuncia falsa.

La denuncia falsa de este tipo de delitos tiene una pena de multa, mientras que la pena por falso testimonio si se diera en contra del reo en causa criminal por delito, las penas serán de prisión de uno a tres años y multa de seis a doce meses.

Según el Tribunal Supremo, “Si los bienes jurídicos del denunciado falsamente corren el riesgo de ser dañados ante una denuncia falsa, ese riesgo se acentúa más gravemente cuando se produce frente a aquel, ya en juicio oral, un falso testimonio”

La Audiencia Provincial de Madrid, considera que el delito de denuncia falsa se absorbe dentro del de falso testimonio. Por el contrario, el Supremo, asegura que es al revés.

La sentencia dice que: “Resulta más adecuado la aplicación del criterio de alternatividad y castigar por el delito que tenga asignada mayor penalidad, en este caso el delito de falso testimonio, en causa penal en contra del reo”

Los hechos ocurrieron en Madrid, en 2007.

La mujer denunció a su por entonces marido por malos tratos físicos y psíquicos.

A éste se le impuso una orden de alejamiento y tras la celebración del juicio, se dictó una sentencia absolutoria.

En base a esa sentencia, se celebró un juicio contra la mujer por denuncia falsa, con resultado de una condena de multa de más de 4.000 euros.

Pero el ex marido decidió llevar el asunto al Tribunal Supremo, reclamando pena de prisión para la mujer.

De este modo, el Tribunal Supremo establece un criterio que obligará a los tribunales a imponer penas de prisión en los casos en los que la denuncia haya tenido recorrido suficiente para llegar a juicio.

Fuente: PolicíaH50