Paola Pablo: “Las redes sociales son una extensión de mi vida real”

Artículos de opinión

Influencers católicos

Más de 5400 seguidores en Instagram porque su tema es DIOS

Por Vicente Luis García Corres (Txenti)

Paola Pablo 00

Paola Pablo, dominicana de 24 años, afincada en España donde ha culminado sus estudios de Publicidad y tiene proyectado fijar su residencia para trabajar en el mundo de la comunicación, porque la comunicación “es lo suyo”. Y prueba de ello es el éxito escalonado que ha ido adquiriendo esta joven dentro de las redes sociales con su canal de Youtube que registra dos mil trescientos suscriptores y su perfil de Instagram con (a fecha de hoy) 5.403 seguidores. Es lo que hoy se denomina una “influencers”, aunque el término no le seduce. Lo que diferencia a Paola de otras personas que han encontrado en las redes sociales un vehículo para  expresarse es la temática escogida. Paola no habla de música, moda, cocina, tendencias, gadgets, chismes y chismorreos, … no, su temática es DIOS.  Y hablando de Dios está llegando a muchas personas, a través de las redes y de manera personal haciéndose presente en eventos cristianos y aceptando la invitación de diócesis y parroquias para dar su testimonio y acompañarles con su música, porque la música fue el principio de todo.

Pero este mundo de las redes sociales está cargado de imágenes maquilladas y sin maquillar. En el caso de Paola ¿qué vemos, a la persona o al personaje?

“Mi meta es que sea la persona. Cada cosa que comparto con mis seguidores y en las redes pienso: ¡que esa sea yo! O más bien sería, ¡Señor que seas Tú! Que Paola sea un instrumento de Dios”.

¿Cómo surge la Paola de las redes sociales?

“Yo abrí mi canal de Youtube para compartir mis canciones, porque Dios me había “regalado” dos canciones y quería compartirlas. Pero sentí que Dios me pedía que compartiese mucho más que la música, sino lo que yo sentía que Dios me regalaba cada día.” 

Paola Pablo 01

Después vino el perfil de instagram y de forma natural y transmitiendo las cosas que le pasan a una chica normal y cómo Dios se hace presente en su vida, Paola ha ido conquistando corazones y seguidores. Hoy forma parte de su vida, es una llamada a evangelizar a través de las redes.

“Es una vocación. No es un hobby.  Las redes sociales son una extensión de mi vida real. Pero creo que es una llamada de Dios no solo para mí, sino para todos.”

Como joven cristiana, católica, siempre ha soñado con asistir a una Jornada Mundial de la Juventud. Pero, la de Polonia estaba en República Dominicana, y la de Panamá le pilló en España.  Hoy vive con la ilusión de poder asistir a la JMJ de Portugal. Un sueño que podría ser mayor si su presencia en las redes le acaban facilitando poder llegar a saludar personalmente al Papa Francisco “¡Eso sería un sueño cumplido! Conocer al Papa sería muy bonito, pero lo que Dios quiera. El irá llevándome donde tenga que estar. No quiero “imponer” un quiero ir, quiero ir, …, con paz donde El me quiera llevar.”

Paola es una mujer que vive su vida como un continuo mensaje de Dios para compartir. Y este es el mensaje que en esta ocasión tenía en su mente:  “Somos luz. Y esa luz de Dios tiene que brillar donde sea que estemos.  No todo lo que brilla es oro. Pero todo lo que es oro debe brillar. Y nosotros somos oro. El espíritu Santo vive en nuestro corazón y está haciendo de nuestro corazón oro, y eso hay que compartirlo con los demás. Que no tengamos miedo con eso de “no somos perfectos, tengo miedo, no me siento a gusto, qué dirán los demás, … Pero la cuestión aquí es que no soy yo, no eres tú, no somos nosotros, es DIOS. Ese Dios que necesita nuestras manos, nuestros pies, nuestra alegría, nuestros vídeos,  para llegar a los demás. Realmente Dios no nos necesita, somos nosotros quienes necesitamos de El para glorificarnos.  No es tanto darle a Dios la oportunidad de que obre a través de ti, sino de que tú te des la oportunidad de que Dios obre a través de ti.”

Paola Pablo en Instagram

Non solum sed etiam.

A esto me refería yo cuando escribí un artículo para la revista de Pastoral Juvenil (RPJ) y hablaba de “los jóvenes puente”. La Iglesia necesita de jóvenes que hablen el lenguaje del siglo XXI y sepan seguir contando, desde ese nuevo lenguaje, el mensaje de siempre, el Evangelio, seguir diciendo que Dios nos ama, que somos sus hijos predilectos, que somos luz, que somos “oro”.

Una vez más soy yo quien tiene que dar gracias a Dios por poner en mi camino a personas como Paola y poder compartir unos minutos con ellas, para luego ofrecerlos, sí, pero compartiendo un regalo: El testimonio de hombres y mujeres tocados por la mano de Dios. Y que además, en algunos casos como el de Paola, que canta como los ángeles.

No puedo resistirme y callarme, si eres usuario de Instagram busca a paolapablord, ¡no podrás no seguirla!

En este mundo donde las cifras hablan de un porcentaje altísimo de niños y jóvenes que ven a diario videos de youtube es bueno conocer ofertas como la de Paola, un puente de comunicación para llegar a la gente de hoy y de mañana como Dios manda.