Oscar Fernández: “Urtaran debe elegir entre ser el alcalde de la Gas Capital o de la Green Capital”

Vitoria-Gasteiz

INTERVENCIÓN EN LA COMPARECENCIA DEL ALCALDE SOBRE ARMENTIA-2

Hoy, en la comparecencia de Gorka Urtaran sobre el proyecto de exploración de gas Armentia-2, solicitada por todos los grupos de la oposición, Oscar Fernández, portavoz de Elkarrekin Vitoria, ha invitado al alcalde a elegir entre “ser el alcalde de la Gas Capital o ser el alcalde de la Green Capital”. Fernández ha reconocido que “nos hubiera gustado no tener que estar aquí hoy, hablando de un asunto que se ha convertido en el cuento de nunca acabar. Nos hubiera gustado que la  firmeza del alcalde hubiera supuesto poner fin a este sin sentido, pero, como ya conocemos, no ha sido así. Así que aquí estamos, una vez más, defendiendo la coherencia y el sentido común, defendiendo una Green Capital de verdad”.

“La ciudadanía de Vitoria-Gasteiz ha sido rotunda en su negativa a este proyecto. Y la obligación del Alcalde es obedecer a ese mandato ciudadano. Existen instrumentos que este ayuntamiento puede articular para rechazar este proyecto. Pero, para tomarlos, es necesario un posicionamiento político firme en contra de este proyecto. Toda la oposición ya lo hemos puesto sobre la mesa. Ahora es el momento de que el Gobierno se comprometa con Vitoria-Gasteiz y reconozca que este proyecto es un grave error que supondría una mancha negra en la Green Capital”, ha manifestado Fernández. “Usted debe ser valiente y dejar de parapetarse detrás del escudo de su partido. Señor Urtaran, usted debe elegir, ser el alcalde del PNV y defender un modelo gris, caduco y fósil o ser el alcalde de Vitoria-Gasteiz y apostar decididamente por una Green Capital de verdad”, ha continuado.

El gas como energía del pasado

El pasado mes de octubre, la Sociedad de Hidrocarburos de Euskadi, SHESA, empresa pública dependiente del Gobierno vasco, solicitó la licencia de actividad para el proyecto de exploración del pozo de gas Armentia-2. Un proyecto que choca con las políticas medioambientales de Vitoria-Gasteiz y que es completamente incoherente con las políticas climáticas asumidas por Vitoria-Gasteiz, a nivel estatal, a nivel europeo y a nivel internacional.

El gas es una energía totalmente obsoleta, una energía del pasado. Las principales petroleras mundiales están poniendo en venta más de 200 yacimientos de petróleo y gas a lo largo y ancho del mundo, lastradas por la caída de los precios y la huida de los inversores, quienes prefieren poner su dinero en negocios con menos riesgo de colapso. Las indicaciones de personas expertas es no abrir nuevos yacimientos y apostar por las energías renovables. Energías verdes más rentables desde el punto de vista social y económico. 

Apostar por el gas en Subijana supone enterrar 8 millones de euros de dinero público en explorar la remota posibilidad de que en el subsuelo alavés pudiera haber gas extraíble -y, más tarde, comercializable- en cantidades suficientes -y a un precio razonable no se sostiene, ni desde una lógica empresarial ni, por supuesto, desde una visión política razonable.

El proyecto Armentia2 no está encaminado a “saber” sino a “extraer y explotar”. Porque no tiene ningún sentido llevar a cabo un proyecto de 20 millones de euros, de los cuales 8 son de dinero público, por el simple “conocimiento”. Ni las administraciones, ni las empresas implicadas tienen un historial de hechos en el que podamos creernos una excusa tan burda.

Un pozo cada 2 kilómetros

La técnica de extracción convencional que se plantea en el sondeo supone cubrir un área de 1 kilómetro de radio desde la perforación del pozo. Por tanto, la explotación requeriría la construcción de un pozo cada 2 kilómetros de distancia. “¿El alcalde está defendiendo que se perfore nuestro municipio y la Llanada Alavesa con un pozo cada dos kilómetros de distancia? ¿Es esto lo que está defendiendo de verdad? Porque usted sabe tan bien como yo que esto es lo que hay realmente detrás de este proyecto”, le ha preguntado Fernández a Urtaran.

Otro modelo energético para Vitoria-Gasteiz y Euskadi

Fernández ha defendido un modelo energético que garantice los objetivos climáticos que  requiere la ciencia, así como la competitividad de la economía vasca en el futuro. Un modelo energético 100% renovable, descentralizado y en manos de la ciudadanía. La transición hacia ese modelo debe realizarse a través de la inversión en ahorro, eficiencia energética e instalación de energía fotovoltaica en cubiertas y terrenos edificados.

Además, es necesario invertir en investigación para acompañar en esa transición a los sectores altamente consumidores de energía o con una difícil transición hacia ese modelo. Cualquier destino de dinero público que signifique perpetuar el modelo fósil es irresponsable desde el punto de vista de competitividad económica, de gestión del dinero público, y de la justicia ecosocial. “No debemos mirar hacia el pasado, debemos mirar hacia el futuro: verde y sostenible”, ha subrayado el portavoz.