Oscar Fernández exige “realismo” en el proyecto de soterramiento tras el informe del Tribunal de Cuentas

Vitoria-Gasteiz
  • Según el Tribunal de Cuentas, existen sobrecostes del 186,21% (valorados en 7.637 M€) en los convenios urbanísticos para llevar el AVE a trece capitales españolas.
  • “El AVE está descarrilando en toda España”, señala el concejal de IRABAZI (IU/EQUO).

Oscar Fernández ha exigido “luz y taquígrafos” en el proyecto de soterramiento del ferrocarril a su paso por Vitoria-Gasteiz tras salir a la luz un informe del Tribunal de Cuentas. Según dicho informe, publicado el 7 de febrero, se habría incurrido sobrecostes del 186,21%, equivalente a un importe superior a los 7.637 millones de euros, en los convenios urbanísticos llevados a cabo por las Sociedades públicas de Integración del Ferrocarril por llevar la red de AVE a trece capitales españolas.

Además de multiplicar el coste, estos proyectos han visto caer los ingresos con los que preveían costear las obras. De esta forma, la financiación de estos proyectos presenta un ‘agujero’ de 2.049 millones de euros. La mitad de este déficit corresponde al proyecto de la ciudad de Valencia. Cabe recordar que los convenios suscritos en su día para acometer los proyectos contemplaban obtener el dinero para realizar las obras de la venta de los terrenos y los suelos que quedaran libres de vías y otros usos ferroviarios. No obstante, los proyectos se diseñaron y lanzaron a comienzos de la pasada década y la crisis registrada posteriormente, entre los años 2008 y 2015, rebajó las expectativas de plusvalía de esos suelos.

En Vitoria-Gasteiz, según anunció el propio Ministro de Fomento, se estima una inversión de 724,5 millones de euros para integrar la alta velocidad en la ciudad (inclusive el soterramiento y los enlaces con Burgos y con Pamplona). Una cantidad que, de responder a la dinámica general, a la larga superaría los 1.000 millones de euros, una cantidad inasumible para la ciudad.

Fernández ha insistido que “es necesario replantear la política de construcción de la alta velocidad. Desde hace años las políticas de transporte del Estado español han abandonado el tren convencional, apostando únicamente por la alta velocidad. Es imprescindible recuperar la inversión en el ferrocarril convencional y promover una movilidad sostenible, mediante el cambio del actual modelo”.