Oscar Fernández: “estaremos vigilantes ante el nuevo proyecto urbanístico que se quiere desarrollar junto a los Humedales de Salburua”

Vitoria-Gasteiz
  • El grupo Baskonia plantea la construcción de un complejo deportivo en la parcela junto al BAKH, en la que se quiso instalar un centro comercial.
  • Oscar Fernández señala que la valoración de impactos sobre Salburua que presenta la empresa se encuentra “atenuada” y “no recoge la realidad”. 

Oscar Fernández, portavoz de Elkarrekin Vitoria-Gasteiz (Podemos, Ezker Anitza IU, Equo Berdeak), ha alertado hoy, en Comisión de Territorio, a la concejala delegada que “desde Elkarrekin estaremos vigilantes ante el nuevo proyecto urbanístico que se quiere desarrollar junto a los Humedales de Salburua”. Fernández se refiere a la modificación del Plan General de Ordenación Urbana que ha registrado el grupo BASKONIA en el Ayuntamiento para modificar los usos establecidos tanto para la parcela en la que ubica la ciudad deportiva BAKH como la parcela vacante contigua donde, en 2016, se intentó la construcción de un centro comercial. El objetivo final de BASKONIA es construir un nuevo complejo deportivo en dicha parcela, así como incluir nuevos usos, más allá del deportivo, al BAKH.

Resultado de imagen de humedales salburua vitoria


Fernández ha señalado que existe una gran contradicción en la documentación presentada por el BASKONIA respecto a los impactos ambientales del proyecto sobre los Humedales de Salburua. Esta situación pone de manifiesto que los impactos se “atenuan” en la documentación registrada en 2019 y que “no recogen la realidad”. Así, el estudio ambiental que presenta BASKONIA indica respecto a la Zona de Especial Conservación (ZEC) de Salburua:

Teniendo  en cuenta  los objetivos  del Plan, no se  considera que se vayan  a producir efectos significativos sobre las mismas, en base a que no se producirá, a priori, una afección negativa a los objetivos de conservación y a sus funcionalidades ecológicas.

Sin embargo, en 2016, BASKONIA también impulsó un cambio de usos en la parcela del BAKH para introducir otro tipo de actividades más allá de la deportiva. En el documento ambiental que analiza dicha propuesta se contempla como alternativa la construcción en la parcela donde ahora se quiere alojar el nuevo complejo deportivo, e indica que esta alternativa se descarta por sus afecciones a la ZEC Salburua:

Potenciales afecciones a la ZEC/ZEPA de Salburua: existe riesgo de afección a los humedales como consecuencia de las obras necesarias para el acondicionamiento del enclave, vacante en la actualidad, especialmente a la fauna que reside o frecuenta la Balsa de Betoño y su entorno.

Fernández ha indicado que “es un total contrasentido. En 2016 se descartó la construcción en esta parcela junto al BAKH por sus afecciones a los Humedales de Salburua y su fauna y, en 2019, no se contempla afección alguna. Claramente la documentación presentada en 2019 está atenuada y no recoge la realidad de lo que supondría este proyecto para la joya del Anillo Verde”.