Oiartzun, detenido por conducir una furgoneta bajo los efectos del alcohol

Euskadi

Circulaba dando bandazos hasta que fue interceptado en la carretera GI-636

Agentes de la Ertzaintza detuvieron ayer en Oiartzun a un hombre, de 30 años de edad y nacionalidad polaca, por un presunto delito contra la Seguridad Vial, al conducir un vehículo bajo la influencia de bebidas alcohólicas. Por una parte, circuló por varias vías de manera anómala a una hora de alta densidad de tráfico y por otra se negó a realizar la prueba de alcoholemia, lo cual supone otro delito por la obligatoriedad de efectuar dichas pruebas.


La Ertzaintza recibió el aviso hacia las 17:45 horas de ayer, miércoles. Una furgoneta Peugeot Boxer, con matrícula de Polonia, circulaba dando bandazos por la carretera GI-40. En la incorporación de Garbera el vehículo salió hacia la GI-20 y en sentido Irun tomó la GI-636. En esta carretera, una patrulla accionó las luces prioritarias y la sirena para dar alcance al vehículo infractor, el cual salió hacia el polígono Lintzirin de Oiartzun, donde fue interceptado.

Los ertzainas solicitaron al conductor la documentación correspondiente y pudieron observar que al alcance del hombre había dos botellas de cerveza de un litro; una de ellas ya vacía y la otra por la mitad. El hombre llevaba una nevera portátil en el asiento del copiloto.

El conductor, que claramente se encontraba bajo los efectos del alcohol, se negó también a realizar las pruebas de detección alcohólica, lo cual en sí mismo también constituye un nuevo delito. Por estos motivos, los ertzainas procedieron a la detención del varón por dos presuntos delitos contra la Seguridad Vial, por circular bajo los efectos del alcohol y por negativa a efectuar las pruebas de alcoholemia.

El detenido ha sido puesto esta mañana a disposición del Juzgado de guardia de Donostia.

Síguenos en Twitter: https://twitter.com/TribunaLibreES