Obras que representan a un pueblo «que se levanta y sigue caminando»

Artículos de opinión

Por: Txenti

Hace cinco años un terremoto destruyó las obras por completo
Las diócesis e instituciones vascas han colaborado en la recuperación de esta obra
Su autor, con casi 100 años, disfruta de la recuperación de su obra, en cuya restauración ha colaborado en la distancia


El pasado día 15 de enero el misionero vasco Juan Ramón Etxebarría iniciaba una crónica por días para compartir la recuperación del vitral de Pedernales, otra de las obras de Peli Romarategui que resultó dañada hace casi 5 años.

“Nos encontramos en la etapa final de un largo proceso, para la reconstrucción de los murales de la iglesia de Pedernales, que ha durado tres años” decía JuanRa.

El Mosaico y el Vitral se hicieron en la iglesia de Pedernales en los años 1980, con diseños del pintor y sacerdote José Mari Muñoz y realización del artesano Peli Romarategui, a quien la Diputación Foral de Álava le concedió recientemente el premio Blas Arratibel, por su trayectoria artística.

El 16 de abril de 2016 un terremoto asoló la provincia de Manabí. En Pedernales, el epicentro, un 80 % de los edificios se destruyeron. Las dos obras artísticas se destrozaron y se vinieron al suelo. Los responsables de la iglesia, en ese momento, recogieron los pedazos, esperando mejor oportunidad. El pueblo de Pedernales se fue levantando poco a poco de la tragedia, y para ello contó con el apoyo de las diócesis e instituciones vascas que a través de Misiones Diocesanas Vascas han hecho llegar cada año partidas de ayuda para la recuperación de los servicios primero y de los iconos artísticos que tanto suponen para el pueblo.

Vitral-000

En el tiempo récord de un año se levantó el nuevo templo, con el aporte de Almacenes TIA.

Hace tres años se hizo el proyecto de reconstrucción del mural y del vitral, manteniendo el diseño original exacto y todo el espíritu y la intención, que sustenta estas obras religiosas y de arte. Los responsables religiosos de la iglesia de Pedernales y de la arquidiócesis de Manabí, apoyaron desde el principio esta iniciativa, con la colaboración de Misiones Diocesanas Vascas 

“Hace un año – relata JuanRa en su crónica,  se volvió a colocar en la fachada de la iglesia el nuevo mosaico, que representa a la Virgen Montubia. Exalumnos de Peli Romarategui, como Mariana Kuonquí en el dibujo y Roque Alvarado en la ejecución, asesorados a distancia por el mismo Peli, que tiene cerca de 100 años, fueron los nuevos artistas. Pablo Mora es el artista encargado de realizar el vitral. Respetando fielmente el diseño original y acomodando la técnica a las posibilidades, ha trabajado durante casi tres años en esta obra. El 14 de enero de 2021 dió comienzo la última etapa de toda esta larga historia, colocando los andamios y reforzando la estructura de hierro que sostendrá el vitral”.

“Hay que decir que no ha habido ni un donativo “grande” o decisivo y que todo el trabajo se ha hecho y se ha financiado con el aporte de muchas personas o instituciones de buen corazón” señala JuanRa.

Non solum sed etiam

Me alegro mucho por Peli Romarategui que Dios le conceda haber visto de nuevo levantada su obra. Pero me alegro sobre todo por el pueblo de Pedernales porque para ellos tanto el vitral como el Mural son una alegoría del pueblo que se levanta, da igual las veces que caiga ni lo quebrado que acabe, el pueblo, unido, se levanta de nuevo y jamás será vencido, ni por la mano del hombre ni por las fuerzas de las naturaleza, eso sí, el pueblo unido. Esa es la clave.