Nuevas Generaciones lleva carbón a la sede del PNV de Vitoria-Gasteiz para denunciar su corrupción

Vitoria-Gasteiz

Además ha criticado el silencio mediático y manipulación al que ha sido sometido el caso «De Miguel ́ ́ por parte de la corporación EITB 

El Presidente de NNGG del País Vasco, Aitor González, ha manifestado la “necesidad de tomar medidas urgentes ante la gravedad de los hechos declarados que constan probados según la sentencia del ‘Caso De Miguel’” y ha denunciado que su sede alavesa, “Landaburu Etxea”, está manchada de corrupción. Por otro lado, ha criticado el tratamiento mediático que la corporación EITB ha dado al citado caso. 

Declaraciones de Aitor González

NNGG Euskadi recuerda que la empresa administrada y creada por Alfredo De Miguel, “Landaburu Etxea S.L.”, sirvió para comprar el edificio de la actual sede del PNV en la Virgen Blanca, y utilizando una de las empresas de la trama, “Construcciones Hierro”, consiguieron rehabilitarlo y construir su sede. Además, queremos apuntar frente a quienes afirman que «desde el primer día echaron a los delincuentes del PNV», que la empresa de De Miguel continuó gestionando la sede del PNV hasta tres años después de la explosión del caso. 

Asimismo, queremos manifestar nuestro asombro al ver la actitud pasiva con la que se está tratando el mayor caso de corrupción de la historia del País Vasco por parte de la radiotelevisión pública. Denunciamos que la radiotelevisión pública (EITB) está asumiendo el discurso del PNV al intentar desvincularlo de este caso de corrupción, este es un extremo que la Sentencia desmiente al declarar que “los acusados, idearon la creación de una red societaria y personal organizada en torno así mismos para aprovecharse de las relaciones políticas que mantenían en cada momento por su pertenencia al PNV”. 

Por otra parte, se ha querido recordar que mientras se procedía a la lectura de la sentencia del citado caso, ETB2, la cadena con más audiencia del ente público, emitía un reportaje sobre las bondades turísticas de Zarautz. Resulta inadmisible que la radiotelevisión pública sea un altavoz del PNV en el que se trata de blanquear su corrupción. 

Por último, Aitor González ha manifestado que “el PNV no representa los valores de la sociedad vasca”. “Esta actitud no representa los valores de honradez, justicia y rectitud en los que la mayoría de los jóvenes vascos creemos”, ha concluido.