Noticias Negativas: ¿Simple morbo social o algo más?

Artículos de opinión

Por Juan Martín Fernández

¡Muerte, destrucción, guerra, hambre y miseria!: «La información negativa nos invade diariamente». 

Ésta es la actualidad informativa en la que constantemente estamos inmersos. Día tras día, nos someten a noticias y sucesos que, cuanto menos, son espeluznantes.

Los medios de comunicación, son el mayor instrumento de información que tienen los ciudadanos para conocer la actualidad que les rodea. 

Nos levantamos oyendo y contemplando las mayores maldades del ser humano. Pero no provienen de una película de terror, sino del periódico que lees, o el informativo que ves en televisión. Esto es real, no se trata de ficción. 

Se te quitan las ganas de desayunar, vas al trabajo de mal humor y con la certeza de que este mundo cada día está más enfermo. No lo quieres admitir, pero estás estresado e inmerso en una sensación de agonía emocional. 

Paradójicamente, las noticias que más se consumen, son precisamente, las negativas. Una extraña atracción enfermiza que engloba a toda una sociedad. Incluso, a toda una cultura. Pero, ¿Es simple morbo o es otra cosa?

Se Podría pensar que se trata simplemente de la «realidad» que vive l sociedad, un reflejo del comportamiento que tiene el mundo, pero estaríamos equivocados en ese planteamiento, ya que el mundo no sólo es desgracia. Los acontecimientos y sucesos positivos también existen. ¿Entonces por qué recibimos sólo información negativa?

¿Por Negocio? Es evidente que el mercado demanda este tipo de información, por tanto, recibimos esas noticias porque es lo que demanda el lector. Los medios de comunicación, suministran dicha información atendiendo a la demanda existente. Pero la cuestión no termina aquí, la incógnita sigue. 

Pregúntese esto, ¿ Funcionaría un medio de comunicación que sólo expusiera información positiva? O por contra ¿Entraría en quiebra por falta de lectores? La segunda parece la más posible. 

Ahora bien, dicho esto, vamos a analizar qué le ocurre a una persona que recibe información negativa a diario. 

Según un estudio llevado a cabo por investigadores del Centro de Estudios del Estrés Humano, del Hospital Luis H. Lafontaine, en la Universidad de Montreal (Canadá), los sujetos a los que se les suministraba información de carácter negativo, presentaban cuadros de estrés y ansiedad. Los investigadores concluyeron que este «estrés», producía «sensación de amenaza y miedo». En tiempo prolongado, podría conducir a «efectos adversos» en la salud mental del sujeto. 

La conexión parece clara;  Negocio y miedo. De hecho, el miedo es utilizado como estrategia de control. La historia de la humanidad así lo demuestra.

Por tanto, debemos hacernos una última pregunta, ¿Se utiliza el miedo de la sociedad como arma de control sobre la misma? 

Desde ésta perspectiva, una población con miedo, puede ser mucho más sumisa para aceptar imposiciones políticas, económicas y sociales. Puede ser controlada sin saberlo.

Podemos concluir, que las armas físicas ya no son necesarias para someter a la población, basta con suministrarle miedo a través de la información. Más barato y menos sangriento.