No valen etiquetas machistas sino la raíz de la conducta asesina

España

Es evidente que tratar de reducir y culpar a conductas machistas y a ideologías patriarcales las muertes de mujeres a mano de sus parejas es un tremendo error. Cada muerte duele en el alma y siguen sucediéndose sin denuncias previas. Hoy nos trae PolicíaH50

Ante todo una mujer es un ser humano y yo y muchos las vemos como ser humano igual que al hombre, independientemente de la edad, sea anciano o niño . Es evidente que en alguna cultura se rechazaba a las mujeres nacidas o se les ignoraba pero la distancia con la problemática actual es abismal

Un psicópata o un psicótico, ambos conceptos bien diferenciados y delimitados, no mata por ser mujer sino en base a un trastorno de fondo conductual, o sin ser psicopatía, su raíz sea una enfermedad del tipo esquizofrenia o paranoia. Los exámenes psicológicos y psiquiátricos deberían ser obligatorios en cualquier actividad y tratarse en el caso de la existencia de rasgos que puedan afectar al resto sociedad.

Relacionado con la pedofilia y pederastia en ocasiones al ser descubiertos pueden provocar la muerte del menor. Esa parafilia o perversión es el origen de todo y en ocasiones reducido a un mero fetichismo (el olor o la colección de prendas íntimas).

A través de suministros de narcóticos al menor, empleo de atuendos como pelucas para no ser reconocidos o para despistar en el momento de la caza de la víctima. No entiende de sexos,  pueden ser niñas o niños.

En mujeres con dependencia afectiva o síndrome de Estocolmo de nada valen las pulseras para que el supuesto agresor no se acerque porque lo perdonarán una y otra vez, exponiendo nuevamente su vida a los impulsos del potencial agresor.

Sólo las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad salvan en muchas ocasiones la vida en segundos. De qué valen nombres o sobrenombres cuando no se valoran medidas preventivas en la sociedad como es la prisión permanente revisable para asesinos, violadores, pederastas… por la sencilla razón que los profesionales conocemos muy bien y es la conducta impulsiva y repetitiva en ciertos desequilibrios psíquicos o psicopatías.

Se realiza una acción y el sentir de ese dominio o superioridad sobre la víctima eleva la autoestima del acomplejado pero dura ese instante y necesitará repetirse una y otra vez para conseguir el mismo estimulo. Recordemos el caso de Diana Quer. Ella no fue la primera agredida por el Chicle, aunque otras hayan podido salvar su vida y ella no.

Yo que creo en el ser humano, sin diferenciación de sexo, me pregunto por el motivo de cuando las asesinas matan, si es por celos, mezquindad, por enfermedad… Porque ni todos los hombres son asesinos ni todas las mujeres asesinadas . Cerco a quien maltrata y mata a una mujer y cerco a quien maltrata y mata a un hombre .

Todos somos seres humanos, debemos protegernos con derechos y deberes idénticos , es la sociedad la que ha establecido la diferenciación . Ni una sola vida menos.

Pilar Enjamio, psicóloga

Síguenos en Twitter: https://twitter.com/TribunaLibreES