No podía entrar en la casa que robaba en Errentería, y un cerrajero le facilita la entrada

Euskadi

Errenteria, solicita los servicios de un cerrajero para franquear la entrada a una casa en la que intentaba robar


Agentes de la Ertzaintza detuvieron durante la noche de ayer, miércoles, en Errenteria a una mujer de 28 años de edad, tras ser sorprendida intentando robar en una vivienda. La ahora arrestada había solicitado los servicios de un cerrajero, alegando haber perdido las llaves de su supuesto domicilio, para lograr de este modo acceder al interior de la casa.

Sobre las once y cuarto de la noche de ayer una patrulla de seguridad ciudadana que realizaba labores de vigilancia por Errenteria, detectó la presencia de un varón y una mujer manipulando la cerradura de una vivienda ubicada en un bajo. Al aproximarse para interesarse por lo ocurrido ella se mostró muy nerviosa y señaló que vivía en esa casa en régimen de alquiler, alegando haber perdido las llaves por lo que había tenido que llamar a un cerrajero para poder entrar. El varón acreditó que efectivamente era un profesional cuyos servicio habían sido requeridos, habiendo llegado ya a cambiar el bombín de la puerta.

Al detectar una actitud sospechosa y numerosas incongruencias en lo señalado por la joven, una vez abierta la puerta de la casa le fue solicitado el contrato de arrendamiento no pudiendo facilitar documentación alguna que acreditara que residía en la misma. Al mismo tiempo se pudo contactar con el ciudadano que constaba como titular de la vivienda, comunicando éste que se encontraba de viaje y que residía solo en la casa no habiendo alquilado la misma a nadie.

Ante esta situación y tras realizar las necesarias comprobaciones se procedió a la detención de la sospechosa como presunta autora de un delito de robo con fuerza. Seguidamente fue trasladada a dependencias policiales para llevar a cabo los oportunos trámites, antes de ser puesta a disposición judicial.