Navaridas y Baños de Ebro rechazan que el Gobierno central se apropie de sus ahorros y piden que se queden en sus pueblos

Euskadi

 El Real Decreto-Ley 27/2020, de 4 de agosto, se debate y vota mañana jueves en el Congreso de los Diputados. 

• Ambos Ayuntamientos, gobernados por el PP, se han adherido al comunicado conjunto de una gran parte de ayuntamientos de España porque vulnera la autonomía financiera de las entidades locales. 

• En Álava no se puede aplicar por el propio régimen foral existente, donde las competencias de tutela financiera corresponden a la Diputación Foral de Álava. 

• Miguel Ángel Fernández, alcalde de Navaridas: “Los impuestos salen del bolsillo de los ciudadanos locales y estos esperan que sus impuestos sirvan para cubrir sus necesidades, rechazamos donar ni un euro”. 

Declaraciones de Miguel Ángel Fernández

Los Ayuntamientos de Navaridas y Baños de Ebro se han adherido al comunicado firmado por gran parte de los ayuntamientos de España en el que rechazan el Real Decreto-Ley 27/2020 sobre los remanentes de las entidades locales que deben ser donados al Gobierno central. Este Real Decreto-Ley será debatido y votado mañana jueves en el Congreso de los Diputados. Para Miguel Ángel Fernández, alcalde de Navaridas, “el remanente generado en el Ayuntamiento debe ser invertido aquí. Los impuestos salen del bolsillo de los ciudadanos locales y estos esperan que sus impuestos sirvan para cubrir sus necesidades y no la de aquellos que no se sabe dónde ni para qué”. El alcalde popular se ha mostrado contundente al afirmar que “Navaridas se posiciona en contra del Real Decreto del Gobierno y de donar ni un euro”. 

El comunicado que han suscrito ambos ayuntamientos gobernados por el PP pone de manifiesto el papel fundamental que han jugado todos los ayuntamientos en la gestión de la crisis sanitaria y económica ocasionada por el coronavirus. Además, consideran que el esfuerzo financiero de los ayuntamientos en la gestión de la crisis del COVID está siendo realizado hasta la fecha “sin ayudas de ningún tipo, exclusivamente con recursos propios en unas circunstancias excepcionales, de duración desconocida, que han hecho mermar los ingresos y aumentar los gastos de manera inédita”. 

En este sentido, tanto Fernández como Francisco Javier García Pérez de Loza, alcalde de Baños de Ebro, apuestan por que los ayuntamientos puedan disponer libremente de los remanentes acumulados durante los últimos años, “destinándolos a los proyectos y políticas que cada municipio determine en función de sus propias necesidades”. Pérez de Loza insiste en la importancia de que “los municipios sigan prestando sus servicios públicos y ayudando a quiénes más lo necesitan durante la actual crisis económica”. 

Además, han recordado la peculiaridad de Álava, donde la competencia de tutela financiera corresponde a la Diputación Foral de Álava por el propio régimen foral existente y donde no es posible aplicar el citado Real Decreto-Ley. Asimismo, este decreto establece una “inadmisible exclusión” de los ayuntamientos que no disponen de remanente del reparto de los fondos provenientes de los Presupuestos Generales del Estado. 

Por ello, junto al resto de ayuntamientos estatales que se han adherido al comunicado, piden que se renegocien con el Ministerio de Hacienda las medidas que “son rechazadas por una amplísima mayoría por considerarlas injustas”, con el objetivo de alcanzar un acuerdo “satisfactorio y justo”, que preserve la autonomía municipal y “se establezcan criterios de reparto de los fondos basados en la igualdad y en la solidaridad”. 

Por último, ambos regidores de Navaridas y Baños de Ebro han reclamado “imperiosa y urgentemente” las ayudas estatales y europeas para “poder continuar prestando a nuestros vecinos los servicios y medidas anticovid que necesitan, haciendo frente a las dificultades económicas ocasionadas por la crisis sanitaria del coronavirus, y colaborar desde el ámbito local en la imprescindible reactivación de la economía”.