Nace en Estados Unidos la asociación de amistad marroquí-israelí

Internacional

La Asociación de amistad marroquí-israelí (MIFA) fue creada recientemente en Estados Unidos para reforzar las relaciones entre ambos países.

Con sede en Atenas, Georgia (sureste), la misión de la MIFA es promover una “comprensión mutua de la historia, la cultura y la sociedad contemporánea de Marruecos e Israel”, tras el restablecimiento de los lazos diplomáticos entre las dos partes, según un comunicado de sus fundadores.

La asociación quiere «recordar los hechos históricos que han distinguido a Marruecos como pionero en la consolidación de los valores de la paz y la tolerancia y la lucha contra el antisemitismo», subrayan, añadiendo que la asociación también se adhiere al espíritu de la Constitución Marroquí de 2011, que consagra el lugar esencial del judaísmo en la pluralidad cultural del Reino.

Esta organización tiene como objetivo, en particular, poner de relieve la historia y la cultura judeo-marroquí y facilitar los intercambios entre el Reino e Israel para promover la investigación científica en los ámbitos de la medicina, las energías renovables, la preservación del medio ambiente, la historia y la cultura, etc.

El rabino Gad Bouskila, miembro del Centro judío marroquí “Netivot Israel Congregation” de Brooklyn (Nueva York), es el presidente honorario de MIFA, mientras que la presidencia real la ostenta Mustapha Ezzrghani.

Cuenta también entre sus miembros con el fundador del Instituto de Preservación del Legado Sefardí (Sephardic Legacy Series) Allen Azoulay (vicepresidente), y el presidente de la comunidad judía de Marrakech y Essaouira, Jacky Kadock (secretario).