Más refugiados necesitan más solidaridad

Internacional

Según la Agencia  para los Refugiados,  cada vezmás personas están huyendo de la guerra, la persecución y el conflicto.

Un récord de 70,8 millones de seres humanos en todo el mundo se viveron desplazadas o huyeron de su país en 2018. La tendencia ha continuado en 2019 con 300,000 personas que han dejado sus hogares en la República Democrática del Congo desde principios de este mes, debido a la violencia interétnica.ACNUR/Denis Oulai    

En Venezuela, debido a la actual crisis económica y política, más de cuatro millones de personas, un 10% de la población total, han migrado a Colombia, Brasil, Ecuador, Perú y otros países de la regiónACNUR/Hélène Caux    

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi, fotografiado en Siria con una familia que regresa a Damasco luego de la reducción de la violencia, dijo en el Día Mundial de los Refugiados que el mundo se es “prácticamente incapaz de hacer la paz”.ACNUR/Andrew McConnell    

Las Naciones Unidas continúan ofreciendo ayuda humanitaria en Siria para aquellos afectados por el conflicto.ACNUR/Antwan Chnkdji    

Algunas crisis  duran décadas. Muchos de los 211.000 somalíes refugiados que viven en el campamento de Dadaab en el norte de Kenya, viven  allí desde hace más de 25 años.ACNUR/Tobin Jones    

En Yemen, el 80% de la población está estancada en lo que el coordinador humanitario de la ONU llama un círculo mortal de sufrimiento, guerra y enfermedad. Muchos no tienen hogar y viven en condiciones muy básicas.ACNUR/Ibrahim Al-Ja’adi    

Decenas de miles de personas han sido asesinadas o heridas en Yemen desde el 2015 y unos 3,65 millones permanecen desplazadas, entre ellas muchos jóvenes.ACNUR/Mahmood Al-Falastiny    

Actualmente hay más de 910.000 refugiados rohinyás de Myanmar en Bangladesh, la mayoría llegó a ese país en la segunda mitad de 2017. Algunos, como Narun Nahar, han podido hacer algo de dinero al ofrecer servicios a otros refugiados.ACNUR/Kamrul Hasan    

Una pequeña proporción de desplazados están regresando a sus hogares, muchas veces a vecindarios destruidos, como el de Al-Shayah en la provincia de Homs, en Siria.ACNUR/Christopher Reardon

Fuente: ONU