Más de 96.000 personas asistieron a las proyecciones, mesas redondas y clases magistrales de la 69 edición del Festival de San Sebastián

Zinemaldia
Un total de 96.867 personas han visto 211 películas procedentes de 52 países y asistido a las mesas redondas y clases magistrales de la 69 edición del Festival de San Sebastián. En términos cuantitativos, 2021 ha sido una edición intermedia entre 2019 y 2020, marcada por el influjo del Covid-19. Ha habido un 46,2% más de espectadoras y espectadores que en el año pasado, pero un 45,8% menos que en 2019. Y 3.680 personas acreditadas: un 15% menos que en 2019, un 40% más que el año pasado ha asistido a las proyecciones y actividades del Festival.Bajo la lupa cualitativa, la programación ha sido una de las mejor valoradas tanto por la crítica como por la industria cinematográfica en los últimos años. A falta del regreso del Velódromo como sede, han vuelto la retrospectiva, dedicada a la edad dorada del cine coreano, y la sección Klasikoak. El Festival se ha volcado en la celebración de las dos décadas de Nest, la competición internacional de cortometrajes de estudiantes de cine, y ha sido también la primera vez que se ha organizado una programación mensual en Tabakalera a través de Zinemaldia + Plus, un programa que visibiliza el concepto de festival de todo el año.

 El esfuerzo por celebrar una edición segura y por confeccionar la mejor selección posible ha convivido con la consolidación del área de Pensamiento y Debate, que busca responder a los retos que afrontan los festivales y la cultura contemporánea a través de propuestas que se extienden durante todo el año, y que tiene su plasmación en el Festival a través de actividades como las clases magistrales, que también han recuperado su formato presencial, de figuras como Céline Sciamma o Paolo Sorrentino. Entre las acciones de Pensamiento y Debate figura la elaboración del primer informe de sostenibilidad, presentado en agosto, que recoge un diagnóstico de la situación del Festival y los compromisos para reducir el impacto ambiental y cuyo informe al completo está ya disponible en la página web.

El documento en torno a los retos de la sostenibilidad se suma al informe de identificación de género, el tercero, que ofrece con datos una instantánea de la presencia de proyectos cinematográficos participados por mujeres en el Festival. Este año las profesionales que se identifican con el género femenino han estado presentes en los lugares de mayor visibilidad del Festival (la competición de la Sección Oficial, los jurados y los premios); sin embargo, no ha habido cambios sustanciales en los números generales, que siguen cifrándose en un tercio de participación femenina en las categorías de dirección, producción, guión y montaje, y aún menor en dirección de fotografía y composición musical.
 El próximo año el Festival cumplirá su 70 aniversario. Las actividades para celebrar sus siete décadas de existencia propondrán una mirada crítica al pasado, el escrutinio del presente y el avistamiento del futuro, con el propósito de formar parte de él acompañando y sirviendo de la mejor manera posible a las y los creadores y a la comunidad a la que pertenece.