Marruecos viene produciendo 5 millones de mascarillas diarias, que por ley se venden en supermercados

Internacional

La producción de mascarillas y el acceso de la población a ellas es uno de los grandes temas de debate en España. Y en todos los países en los que la pandemia del coronavirus azota. En España, el ministro Grande-Marlaska, afirmó que desde este fin de semana se podrán adquirir en las farmacias.

Mientras, en Marruecos eso no parece ser un problema. El gobierno de Rabat puso a pleno rendimiento a dos fábricas, una de la capital y otra de Casablanca, para alcanzar la cifra de 5 millones de mascarillas producidas por día. Otras ocho empresas colaboran en ese esfuerzo. Desde que el Covid-19 comenzó a golpear en Marruecos (ronda los 2.000 casos y han muerto 126 personas), el servicio sanitario y las fuerzas de seguridad fueron dotados de mascarilas, gel y guantes.

Esa producción protegida por el Gobierno llega a los ciudadanos a través de una orden que establece que todo supermercado está obligado a vender las mascarillas en su línea de cajas. El precio es del 0.8 céntimos de euro.

Por otro lado, Rabat anunció ayer que descontará tres días laborables del salario de todos los funcionarios públicos para financiar su fondo de lucha contra el coronavirus y sus impacto económico.