Maroto advierte de que votar a Sánchez en Álava es votar no a los 117.000 parados, pensionistas y afectados por el diésel que verán en riesgo su futuro

Uncategorized

Maroto: “En estas elecciones el PSOE es el partido del No es No a los alaveses: no a los empleos de los trabajadores de la Mercedes, no a defender el ahorro de nuestros pensionistas, no a una economía segura y no a bajar los impuestos”.

• Maroto: “Yo os pido el voto al Partido Popular para decir un sí muy alto y con orgullo para los alaveses. Para defenderlos hablando claro como siempre hemos hecho”.

Javier Maroto, candidato a las Elecciones Generales por Álava, vicesecretario de Organización del PP y director de Campaña, ha advertido esta mañana “que votar a Sánchez en Álava es votar no a los 117.000 parados, pensionistas y afectados por el diésel que verán en riesgo su futuro”. En un acto electoral celebrado en el hotel Ciudad de Vitoria, Maroto ha señalado que “en estas elecciones el PSOE es el partido del No es No a los alaveses: no a los empleos de los trabajadores de la Mercedes, no a defender el ahorro de nuestros pensionistas, no a una economía segura y no a bajar los impuestos”.

En este sentido, el cabeza de lista al Congreso por Álava ha pedido el voto al Partido Popular “para decir un sí muy alto y con orgullo para los alaveses. Para defenderlos hablando claro como siempre hemos hecho”. Si sumamos estos colectivos, 20.000 parados alaveses, “que tienen el ansia de un plan vital para emprender un proyecto de vida”, 77.000 pensionistas y 20.000 familias afectadas por el impuesto del diésel son 177.000 personas afectadas. Maroto les ha pedido “que vuelvan a confiar en nosotros porque el valor seguro para los alaveses es el Partido Popular”.

Pensionistas

Maroto ha indicado que “77.000 personas saben que el PP es quien les defiende para pagarles su pensión y el PSOE es un riesgo para la economía, el empleo y sus pensiones”. Por eso, ha recordado que los socialistas ponen a “una señora de Bilbao, porque no hay un socialista en Álava que no lo sepa.

El PSOE es una máquina de hacer parados, mientras que el PP ha creado empleo cuando estamos gobernando”. “El PP es el partido que gestiona con rigor la economía y permite a la gente trabajar y es la única seguridad de que existan pensiones”, ha incidido Maroto y, en este sentido, ha apuntado que el PSOE quiere engañar a los 77.000 pensionistas de Álava, porque “ya les congeló una vez las pensiones y esta vez puede que se las carguen del todo”.

“Somos el partido de la gente mayor, porque defendemos su dignidad y su bolsillo, el de las pensiones hasta revalorizarlas todos los años”, ha recalcado. Para ayudar a las personas mayores, el cabeza de lista de los populares por Álava ha propuesto que “quienes han ahorrado toda la vida, que han trabajado y ahorrado, y tengan una vivienda, un terreno, un local y lo vendan, no pagarán impuestos para ayudarles a que sus propios ahorros puedan ser complemento de sus pensiones”.

Y es que, como ha señalado, “les debemos la dignidad de que tengan unas pensiones seguras, dignas y revalorizadas”. “Lo que pasa con las pensiones, es que para que se puedan pagar, debe funcionar la economía y el socialista es experto en destrozar la economía”, ha concluido.

Impuesto al diésel

Maroto ha señalado que “los alaveses socialistas saben el daño tremendo que puede hacer a los alaveses y siguen manteniendo subir un 30% el impuesto del diésel, con apoyo del PNV, Bildu y Podemos” y ha sido tajante al señalar que “cuando se reduce la producción, sobran coches y personas que hagan coches”. “Cuando la amenaza del impuesto al diésel está sobre la mesa, hay un partido que dice que quiere defender a esas 20.000 familias porque siempre hemos defendido a los nuestros y ése es el Partido Popular”.

Encuestas

Maroto ha recordado que “cuántas veces han acertado las encuestas con nosotros, ninguna” y se ha mostrado “contento” porque “sé que cuando estás en la calle, propones soluciones concretas, dices la verdad y efectivamente eres el partido de los alaveses, te devuelven la confianza en las urnas”.

Voto unido y candidata socialista de Bilbao

Maroto ha reiterado que “lo tenemos que hacer juntos” porque “si votamos divididos Sánchez se queda, hay más crisis y más paro y desempleo y si votamos divididos, ganan Bildu, Podemos, el nacionalismo y el socialismo que empobrece a los alaveses”.

Maroto ha recalcado que “votar al PNV en Álava es votar un cheque en blanco para Sánchez, ya lo están diciendo de forma abierta”. Además, ha indicado que “cómo puede ser que en esta tierra no presenten a alguien de Álava para elegir a un diputado alavés para el Congreso, no encontraba la respuesta. Hacen lo mismo en Álava que con Sánchez, no hay ningún socialista en Álava que sabiendo el daño que va a hacer el PSOE a los alaveses pueda presentarse”. Asimismo, ha manifestado que “cada vez que hay que tomar una decisión preguntan a Bilbao, para tomar decisiones en Álava”.

Alfonso Alonso

Por su parte, el presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, ha acusado está mañana al PSE de haberse vendido a las tesis de los nacionalistas, de haber hecho dejación de la defensa de España en el País Vasco, de haber dejado sólo al PP, «porque juntos defendimos la Constitución y Estatuto en esta tierra y ahora ellos se han plegado a los discursos del PNV». Además, ha reprochado a los socialistas haber elegido la comodidad y haber preferido «sillones que principios».

«El PSE no está en condiciones de representar a los alaveses porque ya no defiende las ideas que habíamos defendido juntos tanto tiempo «, ha asegurado. Alonso se ha referido al Aberri Eguna que hoy celebra el PNV, «donde manifiesta que esa patria suya es una patria de nacionalistas para nacionalistas, donde no tienen cabida quienes no tienen ese sentimiento». «El acuerdo que han firmado con Bildu en el Parlamento es para la construcción de un país nacionalista, de un proyecto de división y exclusión que considera a los demás extranjeros y enemigos de esa patria», ha lamentado, pese a recordar que 77% de los vascos se encuentra satisfecho con el Estatuto de Gernika «y no quiere prescindir de España».

A pesar de los intentos del PNV de «ocultar» este proyecto en su programa electoral, el presidente del PP vasco ha advertido que el PNV necesita que Pedro Sánchez sea presidente del Gobierno, e inicie un proyecto de negociación con el independentismo catalán y abra oportunidades para superar nuestro marco de convivencia en el País Vasco. «Han emprendido un camino de demolición del Estatuto de Gernika y eso es lo que nos jugamos también el 28A Hay un proyecto para quebrarlo y el PNV ve una oportunidad en Pedro Sánchez para volver a los tiempos de división de Ibarretxe», ha criticado. Alonso ha reivindicado al PP como la «garantía» frente a «los riegos del nacionalismo». «El PNV ve una oportunidad en la debilidad de España, mientras el PP es una garantía para la fortaleza de España». «Nosotros defendemos un proyecto de libertad, de concordia, de convivencia, y de futuro», ha concluido, al tiempo que ha subrayado la vocación de Álava como tierra de encuentro y de acogida, «donde no es obligatorio sentirse nacionalista».